Mauricio Oliva: “Junto con el pueblo, no solo vamos a reconstruir, si no a transformar nuestra economía”

07E5773E-BEA8-43C5-A0C2-4BA1FFF8AF93


Desde el paraje natural de las cataratas de Pulhapanzak, el próximo presidente de Honduras, Mauricio Oliva, mandó un mensaje claro a todo el nacionalismo, en especial a los cachurecos de base que se han sentido abandonados: “¡La primera deuda que hay que saldar, es con la acumulada con la base!”, dijo.

Mauricio Oliva se reunió con líderes de los municipios del sur de Cortés, acompañado por el coordinador nacional, Ricardo Álvarez; el alcalde de San Pedro Sula, Armando Calidonio y el diputado Tomas Zambrano.

Para el presidenciable, la transformación que Honduras necesita, comienza por el cambio interno y actitud positiva y esperanzadora en el Partido Nacional, para que “juntos volvamos a creer y realizar esa enorme labor de transformación”.

Desde el paraje natural de las cataratas de Pulhapanzak, el próximo presidente de Honduras, Mauricio Oliva, mandó un mensaje claro a todo el nacionalismo, en especial a los cachurecos de base que se han sentido abandonados: “¡La primera deuda que hay que saldar, es con la acumulada con la base!”, dijo.

Mauricio Oliva se reunió con líderes de los municipios del sur de Cortés, acompañado por el coordinador nacional, Ricardo Álvarez; el alcalde de San Pedro Sula, Armando Calidonio y el diputado Tomas Zambrano.

Para el presidenciable, la transformación que Honduras necesita, comienza por el cambio interno y actitud positiva y esperanzadora en el Partido Nacional, para que “juntos volvamos a creer y realizar esa enorme labor de transformación”.

“Por eso, hay que devolverle el partido a la base, y seremos ese instituto político que una vez más conduciremos el destino de Honduras”, dijo Mauricio Oliva.

La transformación de Honduras

Frente a los líderes municipales, Mauricio Oliva dijo que una vez se logre encaminar el ideal partidario, comenzará a dar frutos la oportunidad de transformar Honduras

Entonces –agregó- junto con el pueblo, no solo vamos a reconstruir porque sería hacer lo mismo, vamos a transformar nuestra economía, porque haremos cosas diferentes.

Una transformación que permita estrechar las desigualdades, sacar del abismo de la miseria a los más necesitados del país.

“Nos permitirá transformar la salud de Honduras; una transformación que por medio de los teléfonos inteligentes, se creará plataformas para la educación de nuestros niños, pero que también nos permitirá crear espacios para dialogar con pedagogos para transformar la educación con su experiencia”.

Para transformar, escuchamos sus necesidades

Según el dos veces presidente del Congreso Nacional, esa transformación parte de escuchar las necesidades locales y de no pretender que se sabe todo.

“Yo doy el primer ejemplo, yo no he recorrido el país visitando las comunidades para decirles lo que voy a hacer localmente, yo los escucho para que digan que es lo que necesitan, porque solo siendo partícipes de la solución, lo vamos a lograr”.

“Por eso, hay que devolverle el partido a la base, y seremos ese instituto político que una vez más conduciremos el destino de Honduras”, dijo Mauricio Oliva.

La transformación de Honduras

Frente a los líderes municipales, Mauricio Oliva dijo que una vez se logre encaminar el ideal partidario, comenzará a dar frutos la oportunidad de transformar Honduras

Entonces –agregó- junto con el pueblo, no solo vamos a reconstruir porque sería hacer lo mismo, vamos a transformar nuestra economía, porque haremos cosas diferentes.

Una transformación que permita estrechar las desigualdades, sacar del abismo de la miseria a los más necesitados del país.

“Nos permitirá transformar la salud de Honduras; una transformación que por medio de los teléfonos inteligentes, se creará plataformas para la educación de nuestros niños, pero que también nos permitirá crear espacios para dialogar con pedagogos para transformar la educación con su experiencia”.

Para transformar, escuchamos sus necesidades

Según el dos veces presidente del Congreso Nacional, esa transformación parte de escuchar las necesidades locales y de no pretender que se sabe todo.

“Yo doy el primer ejemplo, yo no he recorrido el país visitando las comunidades para decirles lo que voy a hacer localmente, yo los escucho para que digan que es lo que necesitan, porque solo siendo partícipes de la solución, lo vamos a lograr”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.