Más inundaciones en mina mexicana frustran labor de rescate de 10 mineros

mineros méxico

SABINAS, México (Reuters) – Los esfuerzos de México para salvar a 10 mineros que quedaron atrapados en una mina de carbón inundada hace 13 días sufrieron otro revés debido a que los niveles de agua subterránea aumentaron, dijeron funcionarios el lunes.

Los mineros quedaron confinados bajo tierra en la mina Pinabete en el estado fronterizo de Coahuila el 3 de agosto cuando su trabajo de excavación provocó el colapso de la pared de un túnel y provocó inundaciones.

El aumento provino de la mina cercana Conchas Norte, que cerró debido a una inundación en 1996 y desde entonces ha acumulado casi 2 millones de metros cúbicos (528 millones de galones) de agua, dijo Laura Velázquez, directora de la agencia de protección civil de México.

Los ingenieros ahora planean sellar las minas Pinabete y Conchas Norte entre sí mientras continúan bombeando agua fuera de Pinabete, dijo Velázquez.

Las autoridades mexicanas lograron la semana pasada reducir la profundidad del agua en Pinabete, en el municipio de Sabinas, que inicialmente había superado los 30 metros (100 pies). Pero para el lunes, los niveles del agua volvieron rápidamente a sus alturas en el momento del colapso, en un pozo que alcanzó más de 41 metros (135 pies).

El domingo, un equipo de rescate se preparaba para descender a uno de los pozos de la mina cuando el agua volvió a inundarse, señaló Velázquez.

«Esta entrada repentina nos obligó a detener todo el plan de entrada», dijo Velázquez en una conferencia de prensa regular del gobierno. Una cámara de video colocada en el pozo reveló restos de tuberías y cables flotando en el «agua extremadamente turbia», agregó.

Un intento de ingresar a la mina la semana pasada, cuando los niveles de agua eran más bajos, también se vio frustrado por los escombros y la oscuridad.

María Guadalupe Cabriales, hermana del minero atrapado Margarito Cabriales, dijo en una entrevista fuera de la mina que los retrasos en las labores de rescate habían desgastado su optimismo.

“Van a tardar más en sacar a mi hermano… ¿Qué esperanza nos queda?”.

Fuente Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.