Madre e hijos mueren en discotequa en Italia

La avalancha se produjo en un local de la provincia de Ancona cuando, al parecer, alguien empezó a utilizar un aerosol con gas.
Seis muertos y cien heridos, de los que siete están muy graves, ha dejado la estampida que se produjo esta madrugada en la discoteca ‘Lanterna Azurra’ ubicada en Madonna del Piano, una pequeña localidad de la provincia de Ancona, situada en el centro de Italia en la costa adriática. Las víctimas son jóvenes y adolescentes que sufrieron los pisotones y empujones producidos cuando alrededor de 1.000 personas intentaron salir del establecimiento después de que se desencadenara el pánico porque, al parecer, alguien empezó a utilizar un aerosol con gas pimienta. En el local estaba programada una actuación del cantante italiano Sfera Ebbasta, ídolo para los amantes del género trap.

Un joven de 16 años de edad herido que fue entrevistado por los medios locales contó que el público estaba bailando antes de que empezara el concierto cuando se notó un fuerte olor acre, por lo que echaron a correr hacia una de las salidas de emergencia, pero se la encontraron cerrada. En ese momento la turba se dirigió hacia otro lado de la discoteca y consiguieron salir por una especie de puente que atraviesa un foso y conecta el establecimiento con la zona de aparcamiento. Una de las balaustradas de esta infraestructura se vino abajo y muchos chicos cayeron al foso, donde al menos una de las víctima mortales falleció aplastada por la masa de gente que se le vino encima.

Los Carabinieri están verificando las condiciones del local y se han llevado a seis porteros para tomarles declaración. Según explicó a la agencia italiana Ansa Oreste Capocasa, comisario de Ancona, las víctimas mortales son cinco menores de edad (tres chicas y dos varones con edades comprendidas entre los 14 y los 16 años) y la madre de una de las muchachas, de 39 años, que había ido a la discoteca para acompañarla. Los heridos fueron trasladados al centro médico de Senigallia y al hospital Torrette de Ancona. Siete de ellos, de entre 14 y 20 años, se encuentran en estado muy grave y su vida corre peligro, ha informado hoy el equipo sanitario que se encarga de su atención.

Las autoridades han abierto una investigación para aclarar esta tragedia que recuerda a la que tuvo lugar en la plaza San Carlo de Turín el 3 de junio de 2017, cuando se produjo una estampida entre los aficionados que seguían el partido de la final de la Liga de Campeones entre la Juventus y el Real Madrid. Una persona murió y más de mil resultaron heridas en aquel suceso.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


18 − catorce =