LOS RIESGOS DE LA NIÑEZ DENTRO DE LOS ALBERGUES: La otra crisis que corre en paralelo

Captura invitadas 2

“La situación por la tormenta Eta nos ha desbordado a todos; hemos desplazado personal de cinco de las seis oficinas, para poder acompañar a los abogados, sicólogos y trabajadores sociales de la zona norte”, expuso la abogada Lolis Salas, directora del Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), esto referencia a la labor que la institución realiza al interior de los albergues, para brindar protección a los menores de edad.

“Hemos visto de cerca el drama humano, de unos 6o albergues que han sido habilitados, este personal ha visitado 29, hemos estado cerca del drama humano que ha vivido nuestra gente, nuestra población afectada, que ha perdidos sus casas, han perdido sus bienes”.

Salas detalló que de unas  7,000 personas que contactaron con ese acercamiento que realizaron, pudierondetectar a unos 3,773 niños. “Ellos son las personas más vulnerables en el marco de esta emergencia. Han llegado a un lugar que ahora se convierte en su centro de vida, en donde comparten con personas que nunca antes habían visto”.

Algunas de esas personas extrañas para los niños se convierten en sujetos que pueden poner en riesgo la vida de los más pequeños. “No entendiendo ellas y ellos porque razón están en ese lugar, niños de pequeña edad, niños, niños recién nacidos, pero también niños de 13, 16, 17 años; al final son menores de edad y son los más vulnerables en el marco de una emergencia”, expresó la abogada Salas.

No obstante y a pesar de esta labor realizada por el Dinaf, lamentablemente ya se confirma el hecho de dos niñas violadas en los albergues y hay cuatro casos más en investigación. ¿Qué resta por hacer?

Hacer conciencia en los administradores de estos albergues y sobre todo en las personas que están asumiendo el cuidado de los niños y de las niñas. La separación de las poblaciones por grupos de edad y sobre todo hacer conciencia en todas las personas adultas que están en los albergues para que asuman una labor de cuidado y puedan generar círculos de protección para las personas más vulnerables”.

Sin embargo y como la proyección es que el número de personas en albergues aumente, el Dinaf trabaja en la elaboración de un modelo especializado, con el acompañamiento de la organización Visión Mundial, manifestó la directora del Dinaf.

“Estaremos implementando un modelo especializado en protección a niños y adolescentes en el marco de una emergencia, tomando como lineamiento aspectos considerados en documentos de asistencia humanitaria en desastres”, adelantó la abogada Salas.

Por su parte la abogada Rosa Estrada, quien es miembro del equipo legal del Dinaf, indicó que con el acompañamiento de un equipo de sicólogos buscan entre la población infantil rasgos que les indiquen que algo incorrecto está sucediendo allí.

“Estos equipos implementan metodologías en base a actividades recreativas se logra identificar, por ejemplo niños que no participan, que están cohibidos, que no manifiestan interés de querer ser parte de un momento recreativo, esto puede ser un mínimo indicio que algo está pasando y entonces se dirige mayor atención particular”, indicó la abogada Estrada. Otra estrategia es el de ser observadores en estos espacios para poder identificar una serie de situaciones.

Llama la atención un aspecto importante, es la proliferación de denuncias infundadas, por ejemplo se había corrido la voz que entre las personas albergadas que habían 100 niños desaparecidos, ante esta situación la directora del Dinaf expresó.

“En tal sentido nos desplazamos a la zona norte y logramos descartar tal aseveración, pero déjeme decirle que hubo cinco casos de niños que definitivamente no encontramos sus referencias familiares».

«Estos niños fueron trasladados a un espacio de protección porque todavía a esta fecha no sabemos si los padres de estos infantes fallecieron, si se encuentran aún aislados por aguas que aún no han bajado sus niveles”.

De esos casos específicos indicó que realizan labores coordinadas con las instancias de investigación. Sin embargo reconoció que se desconoce hasta qué dimensiones podrá alcanzar la demanda de protección en el marco de una nueva emergencia como la que ya se comienza a vivir a causa de la tormenta tropical Iota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × uno =