Los peces caídos del cielo son pura bendición de Jehová para los yoreños

Para los pobladores de diversas comunidades de Yoro la esperada lluvia de peces es una bendición de Dios.

Sucedió este sábado en varios lugares del departamento de Yoro, sus pobladores literalmente nunca ven caer los pececillos, porque estos simplemente aparecen por todas partes tras una tormenta que por lo general se precipita entre los meses de mayo a julio.

En esta ocasión la bendición fue para la comunidad de la aldea de Centro Poblado, de la comunidad de La Unión, del municipio de Victoria, departamento de Yoro.

Los lugareños se vieron ‘atareados’ recogiendo pescado por todas partes con palanganas, canastas, incluso cubetas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


once − 1 =