‘LOS ALBERGUES DE LA DISCORDIA’ En eso es lo que ha resultado ‘saludar con sombrero ajeno’

recorte índice

Todo ha comenzado por una lista de albergues que la Municipalidad de San Pedro Sula publicó y en donde  se acredita que son los que la comuna sampedrana está atendiendo. Esto cayó como una cubeta de agua fría a un grupo de ciudadanos que sin hacerse publicidad por la labor que realizan, están brindando a tención en algunos albergues y tal como lo asegura el señor Leonardo Pineda, dueño de la cuenta de Twitter en donde le hacen el desmentido a las autoridades municipales, pero en un tono nada amigable.

Otra de esas personas que forman parte de este grupo de voluntarios desinteresados es la doctora María Angélica Milla, ella colgó en su cuenta un sentido mensaje que reproducimos de forma textual.

“Buenos días, yo no soy una persona muy mediática, ni me gusta estar filmando nada, pero estoy tan indignada que no puedo ni escribir, o sea la cabeza no me da ni para escribir.

Desde el día que empezó todo esto del huracán Eta, o tormenta tropical Eta ¡como le quieran llamar! no importa porque hizo un desastre aquí en la región del norte he estado involucrada; de hecho les voy a contar que iba a entregar algunos platos de comida a la colonia Pedroza y allí nos tocó con la gente que estaba colaborando, sacar gente e improvisar un albergue.

Para no hacer largo el cuento este albergue se ha distribuido en cuatro puntos de Calpules y hemos utilizado una escuela, un kínder, una iglesia y la gente generosamente hasta está recibiendo gente en sus casas, en cuarterías y pasillos.

Desde ese día nos hemos dedicado a la labor de buscar comida para dar de comer a la gente, buscar pampers, ropa, leche, café, etc. O sea, llevamos unos días bien macaneados. Y estoy bien indignada cuando cae en mi poder una lista de la alcaldía municipal y salen los anuncios ahí y dicen que les han dado comida, frazadas, asistencia médica, ESA ES UNA TOTAL Y VIL MENTIRA.

Lo que corresponde señor alcalde era agradeceré a todos estos pobladores el esfuerzo que han hecho por ellos mismos para salvarse y no decir que ustedes como institución han colaborado porque un paquete de sal yo no lo he visto por parte de la alcaldía, mucho menos medicina, mucho menos presencia municipal ¡a excepción del día de HOY! Que llegaron a levantar un censo, nada más y no teníamos para darles de desayunar.

Y entonces la gente se esperanzó ‘bueno allí viene el desayuno’ ¡NO! Solo se bajaron a hacer lista con los números de identidad. No señor alcalde, usted no le ha ayudado a esa gente de Calpules ¡por favor no mienta! Dennle honor a quien honor merece, es lo menos que se espera”, finaliza el mensaje de la doctora Milla.

Por eso políticos, tengan cuidado de andar saludando con sombrero ajeno, porque de repente viene el viento, se los levanta y quedan al descubierto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 + 13 =