Lo sucedido con los empleados de la ENEE en Olancho no fue secuestro pero sí retención ilegal

Capturaenee


Sucedió que el dueño de la propiedad que hace servidumbre al cableado de alta tensión que pasa por su propiedad, puso candados a los portones impidiéndoles salir.

Es de aclarar que secuestro, es el rapto de una o varias personas con la finalidad de obtener o exigir el pago económico a cambio de su libertad, situación que no se dio en este caso de los trabajadores de la ENEE en Olancho.

El problema deriva de una falla a gran escala que se produjo en todo el departamento de Olancho, debido a que manos criminales prendieron fuego a varios postes de madera, que sostienen el tendido de alta tensión que lleva la energía eléctrica hacia ese departamento oriental de Honduras.

Por lo que la administración de la estatal eléctrica destacó varias cuadrillas para repararan esa falla. “Y tenían lista ya, antes de lo previsto, a las 8:00 de la mañana, estaba listo para poderse energizar; sin embargo inusitadamente y no previsto, el dueño del terreno por donde pasa la línea de transmisión cerró con candado, impidiendo la movilización de la gente”, comenzó explicando Medardo Deras, gerente de la ENEE.

“Eso obligó a que tuviéramos a que hacer la denuncia ante la policía, una vez con el auxilio de ellos, los empleados de la ENEE pudieron continuar con su labor y la línea fue energizada a las 10:00 de la mañana confirmó Deras.

El funcionario lamentó que persistan estos sabotajes a las líneas de transmisión. Manifestó resistirse a pensar que se trata de un tema de orden político; pero si ese fuera el caso, es un camino equivocado, porque solo obtienen el repudio de la población, porque es la que se ve afectada de formas directa, manifestó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.