Lluvia de dudas por declaratoria de secretividad en compras de vacunas

Aunque hay quienes reconocen esta decisión legislativa como una respuesta a requerimiento de las farmacéuticas, otros le achacan al ‘ferrocarril de corrupción’ que afecta al país.

Personajes de la vida nacional como el dirigente de la organización Vía Campesina, Rafael Alegría han expresado que “No hay duda que cualquier iniciativa a impedir que el pueblo hondureño esté bien informado con lo que pasa con los recursos del Estado es un gran error”, dijo el dirigente campesino y exdiputado.

Y agregó. “Y lo que pretenden es esconder todos esos actos de corrupción que ha habido durante la pandemia, desde los hospitales móviles, las mascarillas, los ventiladores mecánicos y todo lo relacionado a compras por la emergencia de la pandemia han sido millones, y millones y millones de lempiras”, expuso Alegría.

La regidora municipal de San Pedro Sula y actual aspirante a una diputación por el PSH, Fátima Mena, expresó lo siguiente.

“Nuevamente un pacto de impunidad, yo creo que en menos de dos meses hemos tenido dos herramientas de blindaje que le han generado a las élites políticas corruptas desde su oficina trámites, que es el Congreso Nacional”, fustigo la abogada Mena.

“¿En qué consiste esta clasificación en la información de los contratos? Que en los próximos 10 años ni el Ministerio Público, ni el Tribunal Superior de Cuentas podrán acceder a la información sobre cuáles fueron las condiciones se van a adquirir estas vacunas”.

“Cuando pasen esos 10 años si entonces se descubre que hubo acciones dolosas, los delitos habrán prescrito, por lo tanto, ni el Ministerio Público, ni el Tribunal Superior de cuentas podrán realizar ninguna acción penal”, advirtió.

Pero como para que el Congreso Nacional realice estas aprobaciones necesita contar con algunos votos que no son de su partido (el Nacional), pido al pueblo que no olvide quiénes son los diputados “cómplices” que se han sumado a las sesiones virtuales cuando han surgido tales aprobaciones.

Tony García integrante del Partido Libre indica que Honduras debería de hacer como otros gobiernos que no se han dejado manipular por las empresas farmacéuticas.

“Algo que el Estado de Honduras debería de rechazar como lo hizo el Gobierno de Perú que dijo ‘las compañías farmacéuticas que nos obliguen a esa cláusula no vamos a negociar con ellas, nos vamos a ir con Sputnik, con Sinolab de China, con las compañías de la India y simplemente irse a negociar a los mejores precios”.

“Pero claro, estas cláusulas permiten especular mucho con los precios, se dan 10 años para luego evadir cualquier cuestión legal y todas esas cosas que se hacen de manera mal en Honduras”.

De su parte el secretario ejecutivo del Foro Nacional de Convergencia (Fonac), Omar Rivera, dejó el beneficio de la duda ante la consideración del requisito de las farmacéuticas esgrimido por el Congreso Nacional.

“Creo que en este caso en particular hay un elemento a destacar y es que muchas empresas farmacéuticas establecen condiciones de confidencialidad para realizar estas transacciones”.

Sin embargo. “Al respecto el Estado está obligado a los hondureños si esa confidencialidad, o secretividad es total o parcial, si la misma es vigente solo para nuestro país a para todos los países con los que estas empresas transan; y ser lo suficientemente creativos como para explorar la posibilidad de que si hay reservas en términos de patentes  de los componentes de estas vacunas, o de otros datos o información sensible que lo ponga es desventaja frente a competidores”.

Entonces deberá ser creativo para poder divulgare el otro tipo de información, la que le interesa a la población hondureña y que viene a significar en si misma una vacuna en contra de la corrupción, máxime en un país como Honduras en donde el virus de la corrupción tiene en ‘coma’ al paciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 − tres =