Linda Coello: Toda una vida al servicio de los más desamparados, con Cepudo ha construido comunidades completas  

WhatsApp Image 2022-05-19 at 5.56.55 PM


  • En 16 años, la organización que creó Linda ha construido más de 10,200 viviendas a personas de escasos recursos económicos Las casa se han hecho en diferentes barrios y colonias de los 219 municipios de Honduras, a los que la ONG ha llegado.

SAN PEDRO SULA. Desde que era una niña, Linda Coello, fundadora de Cepudo, supo lo que quería hacer en la vida y es servir a los más desamparados, herencia que le dio su madre, pues su progenitora tenía el don de la caridad, reveló ella al periodista Carlos Martínez en “Platiquemos”, su nueva sección del programa “En La Mira”, transmitido a las 10:00 de la noche por canal 6.

“Toda la vida he estado en la labor social, desde chiquita me ha gustado eso. Mi mamá era una mujer que hacía una gran caridad. En mi casa no se sabía cuántos iban a sentarse a comer en la mesa; mi mamá decía que la cantidad siempre había, que la calidad podía variar, porque si había que dar, había que echarse agua a la sopa para poder dar”, recordó Linda.

Confesó que al crecer, para lograr su objetivo se involucró en la política. “Cuando yo me metí en eso en realidad lo que quería era entrar para poder ayudar a aquellas personas que tanto lo necesitan, y me di cuenta que no era esa la manera, que no era eso lo mío”.

127197544_708968253368199_6811079919838865204_n

Fue estando en la municipalidad de San Pedro Sula, que a Linda se le ocurrió el nombre de Cepudo para su ONG y conoció también a la persona que la apoyaría en lograr su sueño. “Creo que Dios me iluminó para el nombre, porque, quién no se acuerda de Cepudo, es un nombre bien fácil de hacer. Y es lo que hacemos, capacitamos, educamos, producimos, unificamos, que es la que más me gusta; desarrollamos y sin organización no podríamos hacer todo lo que hacemos”, expresó.

Memorizó que en ese tiempo, a la alcaldía llegó Robin Mahfood de Food for the Poor, y “empezamos a trabajar a través de la Orden de Malta y a Robbing le gustó como trabajábamos”.

Explicó que en ese momento, tenían en la municipalidad sampedrana el programa del vaso de leche, que se daba en el periodo de la administración de Oscar Kilgore. “Robin desde que me conoció me dijo 'Linda vos tenés que hacer tu propia ONG', le dije yo tengo un nombre, pero yo no quiero tener papeles, ser legal y tener ya una responsabilidad, porque yo sabía que una vez teniendo personería jurídica, esto iba ser como para siempre”, relató.

“Pero ellos insistieron tanto y Dios fue poniendo todo, porque esto es una obra de Dios, no es Linda Cuello; humanamente no pudiéramos haber crecido sino fuera porque Dios aquí está presente”, resaltó Linda.

 

¿POR QUÉ CEPUDO?

“Porque nosotros hacemos que ya lo logramos, por fe nosotros no decimos, esta es una escuela que vamos hacer, no, es una escuela que se hizo. Y desde el momento que nosotros mandamos la propuesta a Food for the Poor, sabemos que se pudo; sabemos que se hizo, que se logró”, explicó.

En septiembre del 2005 marcó el inicio de ese proyecto que tanto había anhelado, ya que Cepudo obtuvo su personería jurídica. Cuando Linda empezó hacer los estatutos de la organización, logró dejar en claro que la presidente de Cepudo o el presidente, nunca iba a tener un salario.

Lo anterior, detalló que fue porque ella no quería que nadie usara la ONG cuando se fuera ella, por recibir un salario, “sino que yo quería que estuvieran aquí por fe, por convicción, por pasión, y eso es lo que le gusta a Food for the Poor que cuando vienen a Honduras el personal nuestro tiene la pasión de servir y nosotros los directivos que somos voluntarios, es lo que nos gusta y las bendiciones vienen del cielo”.

COMENZÓ CONSTRUYENDO 51 CASAS

La primera obra social de Cepudo fue la construcción de 51 viviendas. Recordó que  Robin le dijo que quería 50 viviendas que se hicieran en seis semanas. “Nosotros no teníamos ni un contratista, no teníamos nada y empezamos a buscar un contratista y llegamos a las alcaldías y le decíamos a los alcaldes les vamos a regalar 50 viviendas solo denos el terreno, y ellos nos veían como, quién va a regalar 50 viviendas”, comentó Linda.

Fue hasta que llegaron a donde Valentin Ramirez, el edil en ese tiempo de Potrerillos, Cortés, quien tampoco le creyó, “pero estaba el presidente del patronato y se le alegraron los ojos y dijo yo sí doña Linda, yo sí le apuesto, ahí hay unos terrenos y vamos, y desde ahí Food for the Poor nos hizo que hiciéramos un rotulo que decía cinco mil milagros para Honduras. Y para esas semanas que nos habían puesto, hicimos 51 viviendas”.

A la fecha, Cepudo ha edificado más de 10,200 casas. “Eran cinco mil y se han multiplicado”, expresó con emoción, Linda.

Comentó que la ONG ha construido comunidades completas. Desde las casas, escuela, centro comunal y talleres.

Rojo y Blanco Pequeño Minorista Farmacia Reapertura Comercial Horizontal Volante (58)

 

ESTÁN EN 219 DE LOS 298 MUNICIPIOS

Cepudo está en 219 de los 298 municipios que tiene Honduras. “Y ya estamos entrando a La Mosquitia; ya hicimos dos escuelas, y próximamente vamos hacer tres más, y en los otros que no hemos estado, ahí vamos a llegar pronto, porque en todos esos tenemos, ya sea vivienda, clínica, materno, donaciones, escuelas, en todos se ve que Cepudo y Food for the Poor puso un granito de arena”, destacó.

En San Pedro Sula, afirmó que ya está trabajando con el alcalde Roberto Contreras. Ahorita están con la clínica “La Magnolia, que es de las primeras que se hicieron, que está entre Choloma y San Pedro, ya hay acercamientos para que las dos alcaldías se unan y tener una mejor clínica ahí. Próximamente estamos viendo cómo hacemos algo en los bordos”, adelantó.

En el Hospital Mario Catarino Rivas de la ciudad, Cepudo remodeló la infraestructura del área de emergencia y ortopedia. La obra incluyó el cambio del techo, la cerámica, mejoramiento del sistema de gases medicinales, pintura entre otros.

El motivo de seguir adelante con el proyecto, pese a los problemas de salud y familiares, Linda, dijo que “es esa sonrisa de esas niñas, de esas mujeres, y que cuando nosotros vamos a las comunidades nos abrazan apretado, nos abrazan con cariño, nos abrazan con gratitud, eso creo que es lo que me da la pasión y lo que me motiva”.

Agregó que es “ese amor que uno recibe; yo creo que nadie en el mundo, quiere no ser querido, yo creo que todos queremos que nos quieran, con una sonrisa que uno de, con una promesa de llegar y que vamos a volver y como le repito las bendiciones que vienen de arriba, que son tantas. Creo que si Dios me dejó aquí después de mi cáncer y que me dio la fortaleza de vivir sin mi nuera (quien falleció) que todavía me duele, es porque quiere que sigamos esto. Y yo sé que Guadalupe desde arriba nos está mandando bendiciones”.

Destacó que uno de sus logros fue la comunidad Nuevo Renacer de Choloma, “la teníamos ya linda con todo, tiene su alcantarillado, tiene su tratamiento de aguas negras, agua potable, agua purificada, pero vino ETA e IOTA y los cubrió, los techos y todo, estuvieron un mes bajo de agua”, lamentó.

Sin embargo, resaltó que pese a lo que ocurrió con las tormentas, los habitantes trabajaron para seguir teniendo cosas buenas. “Ya ahí está la panadería funcionando, la soldadura funcionando, el taller de costura funcionando, la escuela y ahora hasta tenemos un comedor comunitario funcionando, ósea que la gente tiene esa cosa de que los hondureños somos haraganes y todo; lo que nos falta son oportunidades y ahí es donde está Cepudo y Food for the Poor dándole esa oportunidad a la gente”, reflexionó.

244041297_3094862924127871_3048393922487702734_n

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.