Líderes liberales aún no apagan llama de esperanza que Yani y Martell lleguen unidos a elecciones

Captura ELVIR


Es el caso del aspirante a designado presidencial y actual diputado, Juan Carlos Elvir, quien además afirma que “ha habido un sinnúmero de reuniones en especial con personas cercanas al candidato a alcalde capitalino, Eduardo Martell y del presidenciable Yani Rosenthal”, entre quienes hay una intención de realizar un trabajo conjunto.

“Yo creo que este tipo de acciones que van a ser más un ejercicio por llamar la atención que por buscar la manera de obtener un triunfo como debe ser el tema de la alcaldía municipal”, expresó Elvir.

Agregó que “el Partido Liberal tiene una característica, siempre rebelde al tema del caudillismo, a diferencia de otros partidos políticos y eso genera más una división y a generar escenarios que generalmente siempre hay dos fuerzas políticas, hasta tres y eso es siempre lo que se ha venido mostrando”.

“Lo que no abona en ese sentido es que cuando se construyeron los escenarios de las elecciones primarias, que esto data de 1985 cuando la opción B, primero tuvimos una crisis por no elegir en internas y de ahí se viene la crisis con el Presidente Zelaya, no se analizaron los escenarios porque no por más elecciones hay más democracia, no por más elecciones hay más construcción de gobernanza”, señaló.

“Entonces, la polarización, la falta de construcción de tejido en el Congreso, en las alcaldías municipales también termina deteriorando a poner una intervención gubernamental y al final termina pasando la factura como sucedió después del 2009 con el golpe de estado”.

“Y que no encontrásemos el rumbo que permita una planificación, no solamente del partido, sino de la oposición y recuperar en este país la alternancia y la democracia y el equilibrio de fuerzas, que es lo que se perdió a partir del 2009”, describió como antecedentes a la crisis divisoria que aqueja al Partido Liberal aún en plena campaña electoral.

A pesar que a Roberto Micheletti se le señala como el causante del sisma que hendió profundo al Partido Liberal, al haber sido partícipe en un golpe de estado en contra de un correligionario, dentro del liberalismo se le continúa reconocimiento su liderazgo. Y en medio de la desunión entre Martell y Rosenthal, asoma como un agente conciliador.

“Mire, don Roberto es una persona que aún un sector puede criticarlo, sigue siendo un referente en el Partido Liberal y él con su liberalismo ha conservado su criterio de mantenerse dentro e la estructura partidaria y su participación nunca dejará de ser válida, aunque genere críticas de algún sector”.

Esto porque en declaraciones que brindó este lunes, hizo referencia a esa división que aqueja a su partido, pero que no obstan confió que el Liberal va a dar la sorpresa en estas elecciones generales.

Finalmente Elvir aseguró que el el Partido Liberal junto a las autoridades del CCEPL no tienen ninguna alianza de hecho con ningún candidato a la alcaldía de otro partido en Tegucigalpa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 13 =