Ley de Armas entra en vigencia bajo rigurosos exámenes para quienes las porten

Ley de Control de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y Materiales Relacionados entró en vigencia el 8 de mayo. Sólo mayores de 21 podrán portar armas, pero sólo si aprueban exámenes psicométricos, psicológicos y toxicológicos

Para los hondureños atrás quedaron los tiempos en los que podían comprar todas las armas de fuego que quisieran. También es cosa del pasado que menores de veintiún años anden armados. Todo cambió a partir del 8 de mayo de 2019.

Esa es la fecha en que entró en vigencia la nueva Ley de Control de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y Materiales Relacionados, de la que se espera contribuya a la paz y seguridad del pueblo hondureño.

La Ley de Armas de Fuego fue aprobada después de una larga espera de décadas en la que los distintos Congresos Nacionales, por distintos motivos, no pudieron ponerse de acuerdo.

Sin embargo, el presidente Mauricio Oliva insistió e impulsó el proceso con el compromiso de darle al pueblo hondureño una normativa que tenga un impacto en la reducción de los índices de violencia.

“Esta Ley contribuirá a la paz y seguridad del pueblo hondureño. Es el fruto de una amplia socialización con diferentes sectores, sociedad civil, derechos humanos, seguridad y justicia. Parecía algo imposible, pero con diálogo, paciencia y consensos logramos”, dice Mauricio Oliva, presidente del Poder Legislativo.

NO ES ASÍ NOMÁS

Hoy, aquel hondureño que desee comprar armas debe pasar por exámenes rigurosos psicométricos, psicológicos y también toxicológicos.

Se debe realizar un examen toxicológico para evidenciar la inexistencia de adicciones a psicofármacos, estupefacientes o bebidas alcohólicas; será practicado por personal autorizado por la Secretaría de Seguridad.

También –dice Márquez–, se necesita un examen para evaluar la conducta y personalidad del solicitante, certificado de haber aprobado el curso para el manejo de armas de fuego, constancia de antecedentes penales emitidos por el Poder Judicial; la constancia de vecindad extendida por la municipalidad del lugar de residencia.

De igual forma, deben de presentar sus antecedentes y demostrar que no ha habido ningún problema de violencia doméstica o de algún otro tipo de violencia social.

“Sólo así podremos asegurarnos que las personas que portan una licencia de tenencia y portación de arma no las usarán de manera indebida”, señala el diputado Nelson Márquez, quien fue presidente de la Comisión Especial de Dictamen de la nueva ley.

Esta ley de armas destaca, entre otras cosas, el hecho de que una persona para que tenga acceso a un permiso para la tenencia y portación de armas debe contar con al menos de veintiún años de edad –agrega Márquez.

Otro tema importante –dice Márquez–, es que serán instalados paulatinamente, de acuerdo a los ingresos que se generen por la aplicación de la misma ley, hasta cuarenta y cuatro laboratorios en todo el territorio nacional; esto permitirá que las personas no tengan que viajar hasta Tegucigalpa y San Pedro Sula para poder acceder a una licencia de tenencia y portación.

Para Márquez, la clave para crear la Ley de Armas fue un proceso participativo en el que fueron escuchados todos los sectores interesados en este tema.

“Los diputados de todas las bancadas logramos entender que  no es un tema político sino un tema de seguridad territorial y de seguridad ciudadana y que nos puede ayudar a bajar los índices de violencia”, señala Márquez.

Mientras tanto, ´la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ACNUDH), en su informe anual Honduras 2018, indicó que espera que la Ley de Armas de Fuego, contribuya a la reducción de la violencia en Honduras.

SOCIALIZADA CON DISTINTOS SECTORES

El proceso de socialización y de discusión contó con la presencia, entre otros, de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH), representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la empresa privada y clubes de caza deportiva.

Dice Márquez: “Esto permite que tengamos una ley bastante socializada, obviamente, como sociedad, no vamos a estar de acuerdo en todos los puntos, pero sí podemos asegurar que se rescataron las principales observaciones de todos los sectores que participaron”.

La cantidad de armas que puede acceder una sola persona ahora es de tres; antes eran cinco y las podía andar de arriba para bajo las cinco si quería, ahora solo podrán portar 2, un arma larga y un arma corta y tener otra en casa –explica Márquez.

No se podrá portar el arma de forma visible –concluye diciendo Márquez– . La licencia de portación de armas tendrá una vigencia de 4 años, y la de tenencia de armas es de 6 años.

LOS DATOS

  • La Ley de Armas también contiene artículos dirigidos al control de sustancias explosivas, por lo que aquellos que se dedican a la producción de juegos pirotécnicos también estarán regulados.
  • También habrá mayores controles para la extensión de licencias para las empresas de seguridad.

 

¿QUÉ PASA CON LAS PERSONAS QUE YA TIENEN 5 ARMAS?

Las personas que ya tenían registradas armas amparadas bajo la ley anterior, podrán seguir registrando las 5 armas, pero únicamente podrán portar 2 de ellas según la ley.

 

¿CUÁNDO FUE PUBLICADA?

El 8 de febrero bajo el decreto legislativo 101-2018 y entró en vigencia tres meses después de su publicación en el Diario Oficial La Gaceta, es decir, el 8 de mayo de 2019.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


16 − dieciseis =