Las elecciones y el ‘dolor de cabeza’ que supone para la siquis de la población

Captura Rocky González - copia


Cuando el proceso electoral hondureño, ha llevado una ruta de agresividad multidireccional, con ‘armamento’ violento de diferente calibre, es lógico pensar que esos ‘misiles’ ofensivos vayan a dar impacto directo a la salud emocional de la población, al contar con una trinchera social desmantelada, precisamente por este mismo accionar de los políticos.

Frente a ese caótico campo de batalla político, qué es lo que puede hacer el receptor obligado. Esto es lo que recomienda el sicólogo Rocky González.

“La política, la religión y el fútbol, son temas que generan mucha controversia, levantan pasiones; y lamentablemente si no tenemos un control, si no tenemos la madurez para poder abordar estos temas, fácilmente caemos en los insultos”, expresó González.

Por lo tanto recomendó que debemos ser muy prudentes con lo que expresamos de forma pública. “La pandemia ya nos ha enseñado mucho, pues venimos de un desgaste tan grande, ya la gente está cansada de tanta cosa y a esto le estamos agregando el tema político, pues déjeme decirle que no es una buena combinación”.

Sin embargo consideró importante que algo quede con claridad. "NO NOS DEJEMOS LLEVAR POR EL TERROR, por los decires, por los rumores".

Recomendó estar atentos a todo lo que se vaya diciendo a nuestro alrededor, "pero sin dejarse llevar por expresiones catastróficas como: ‘esto va a ser un desastre’, ‘va a ser una matanzina’, ‘a saber cuántos ríos de sangre van a correr’. Todo esto no ayuda a que las cosas se procuren de una mejor manera”, dijo.

"Tenemos que ser muy objetivos, tenemos que partir de un punto; yo no puedo cambiar aquello de lo que no tengo control, porque no está en mí. Y como eso es así; entonces no es sano, no es saludable especular, crear ideas irracionales, sesgos cognitivos alrededor de esto, porque tal cosa no haría más que causar un mayor impacto en nuestras emociones”, manifestó.

"De esas situaciones es de donde se originan rumores que ‘hay que salir corriendo a proveerse de alimentos porque esto se va a poner igual o peor que en el 2017’, entre otras cosas", afirmó que todo eso es pura especulación y no es saludable.

Resaltó la necesidad que el hondureño vea las cosas con civismo y la necesidad de un cambio para mejorar a Honduras y una vez logrado así, las cosas van a ser diferentes, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *