La relación entre el Covid y el corazón del paciente no es ‘amorosa’

Para abordar este tema contamos con un excelente especialista, es el cirujano cardiólogo, Jorge Ochoa, quien nos afirma que el Covid afecta al 100% de los órganos del cuerpo.

En los inicios de la pandemia, cuando se consideraba al Covid como una enfermedad únicamente respiratoria. “Pero posteriormente nos dimos cuenta que era una enfermedad cerebral, vascular, cardíaca, pulmonar, que podía afectar todos los órganos incluso hasta la piel; entonces hoy estamos seguros que afecta al cuerpo en su totalidad”, afirmó el doctor Ochoa.

Eso porque causa una inflamación generalizada de todo el cuerpo y de todas sus células, y agregó que eso puede suceder en cualquiera de las fases de la enfermedad.

“Lo que ocurre es que el sistema inmunológico, nuestro sistema de defensas, en algunos puede no estar bien preparado, en otras sí lo está y pude responder de una manera más adecuada al daño que le puede causar una enfermedad”.

“El Covid-19 afecta la totalidad de órganos y si afecta la piel, no nos va a dar probablemente mayor problema, las mayores complicaciones vienen cuando afecta las arterias, el corazón, el cerebro, los riñones; que es lo que vemos en la mayor parte de los resultados fatales de nuestros pacientes”, expuso el galeno.

Como conocedor del tema, agregó que muchas personas consideran que una vez que salieron del Covid ya estuvo, que se acabó el problema, pero desafortunadamente dice que no es así.

“Un estudio ha determinado que de cien pacientes sintomáticos y asintomáticos el 79 por ciento ahora, tiempo después de haber salido del Covid, ahora tienen un problema cardíaco”.

Eso hace pensar que por leves que hayan sido los síntomas, a la larga puede dejar un daño en el corazón en un tiempo de la vida del paciente y que puede ser a muy corto tiempo, mediano, o muy largo tiempo. “Es decir, el 70% de las personas diagnosticadas con Covid, van a sufrir algún problema cardíaco a futuro”.

Y agregó. “De cada 10 personas que quedan hospitalizadas, fíjese que cinco tenían alguna enfermedad cardio vascular (corazón, arterias o venas), puede ser hipertensión arterial, diabetes, infartos previos”, señaló que estadísticamente se indica que el 60% de este tipo de pacientes va a morir.

Visto desde ese ángulo se observa que el Covid es mucho más que el aislamiento, la hospitalización o la aparición de la vacuna. «El problema es que vamos a quedar una unas secuelas de por vida, algunas personas con enfermedades cardíacas o circulatorias”, manifestó el cirujano cardiólogo.

Ante este pronóstico, el doctor Ochoa recomienda que todo paciente postcovid, debe pasar a evaluación y manejo por parte de un internista o un cardiólogo, para saber realmente su condición de salud.

“Porque uno puede sentirse mas o menos bien después del Covid, pero años después el Covid podría haber dejado secuelas que nosotros no experimentamos. Entonces todas las personas que en algún momento dieron positivo por Covid deben ser evaluados por un cardiólogo”, recomendó.

Pero cuidado, porque pueden haber varios síntomas que una persona podría llegar a confundir, como por ejemplo problemas de cansancio para respirar; en el Covid como el corazón se inflama, sus contracciones son un poco más perezosas, por decirlo así.

“Por ende, manda menos sangre al cuerpo, y la sensación que se percibe es la de cansancio, dificultad respiratoria, uso de la mayor parte de los músculos del cuello para poder respirar, como cuando alguien está muy cansado después que viene de correr” explicó.

Dijo que en casos así la persona tiende a creer que, como el Covid afecta los pulmones por eso es que experimenta cuadros como el descrito. “Primero, pudo haber sido que no fue tanto la afección a los pulmones, sino que es una inflamación en el corazón que está mandando poca sangre; se parece como a una bronquitis, también hay una especie de tos”.

“Segundo, dolor en el pecho, como un síntoma de lo que puede ser un infarto. El Covid inflama todas las células del cuerpo y dentro de ellas inflama las arterias, cuya función es llevar sangre hacia el resto del cuerpo. Pero el corazón también necesita nutrirse y lo hace por medio de unas arterias sumamente pequeñas”.

“Estas arterias pueden llegar a medir dos milímetros. Ahora imagínese que nosotros estamos en sobrepeso, o que tenemos azúcar en la sangre, o que tenemos la presión alta, que hemos sido fumadores a lo largo de nuestra vida, o que consumimos mucho carbohidrato o azúcar; esto que ya de por si inflama las células de nuestro cuerpo, entre ellas las células arteriales”.

Indicó que con esto, las arterias del corazón se van cerrando hasta que en determinado momento causa infarto. Argumentó que a esto se debe el por qué de muchas noticias de personas que fueron ingresadas y que mueren de un infarto, pero que las personas “dicen que es Covid, pero en realidad es que ya tenían un antecedente de problemas de corazón o vascular y el Covid solo aceleró el proceso inflamando más las arterias y también formando coágulos.

Es así que el Covid se puede comportar tanto como problemas respiratorios, también como infartos, lo mismo que como palpitaciones en el pecho, arritmias”. Asómbrese, todo esto puede suceder mientras la persona está segura que ya se está recuperando de la enfermedad.

Se ha conocido que muchas personas, muy entusiastas, tras su convalecencia por Covid, desean cuanto antes poder retomar sus actividades cotidianas, para asegurarlo entran en procesos de ejercicios físicos, como para fortalecer los músculos, quizá incluso los pulmones.

Pero que es lo que recomienda en doctor Ochoa en casos así. “Lo primero, ser evaluado por un especialista como ya lo recomendamos antes, que le indique si es conveniente, o que reinicie su actividad física de tal y tal manera, porque si por ejemplo, en el intervalo de la enfermedad nació una arritmia, o existían antecedentes de una enfermedad arterial coronaria, o durante la enfermedad tuvimos algún coágulo, podemos acelerar ese proceso, entonces no nos morimos del Covid, sino de la hiperactividad que tuvimos ahora con un corazón relativamente golpeadito”, recomendó de forma muy encarecida el profesional de la medicina.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


dos − 1 =