La fe en la humanidad es restaurada por un taxista en Tegucigalpa

Resizer_15767201815098


¿Qué haces si te encuentras un teléfono olvidado en un bus o en un taxi?

Los hondureños honrados suman más

Esta es la historia de un día cualquiera en Tegucigalpa, tráfico pesado, angostas calles,  gente va, gente viene,  hombres vestidos con sus sacos, clima agradable; si es Tegucigalpa, la capital de Honduras.  Actualmente, se registran más de 9 mil taxis que operan en esta ciudad.

De esos, 9 mil taxistas, conocimos a uno en particular, que es el protagonista de la historia de hoy, él es Rony Alexander Salinas y desde hace 9 años se dedica a la "Taxiada" como dice el mismo.

Minutos de angustia

Ese día era lunes al mediodía, decidí tomar un taxi en Próceres para movilizarme a ver una amiga en Torre Metropolis. Me fui a lo seguro, el punto de taxis de Diunsa en Próceres.

Rony me dio un precio un tanto alto, entonces decidí negociar y llegamos a un acuerdo, y así logré moverme a donde yo quería llegar.

Ya arriba, en torre metrópolis quise tomar una fografia de la bonita panorámica que se podía apreciar desde el piso más alto.

Y fue entonces que viví esos momentos donde el corazón se detiene, porqie buscas tu celular y no lo encuentras. Y es que simplemente, no está, no estaba. Había dejado mi teléfono en el taxi de Rony.

La fe en la humanidad fue restaurada

Desesperada por mi teléfono, decidí bajar inmediatamente de Torre Metrópolis y tomar otro taxi de regreso al punto de Taxis de Diunsa Proceres

Fueron minutos de angustia, pensando en mi teléfono. Cuando llegué al punto de taxis de Diunsa; ¡Allí estaba Rony! Me dirigí casi corriendo en su dirección, y le pregunté bastante angustiada "¿deje mi IPhone en su carro?". Tenía miedo que me dijera que no.

Pero Rony demostró ser un hombre honesto, un taxista honrado de esos que no hay respondiendo, "mire usted me estaba alegando el precio, pero aquí somo honrados, usted olvida algo aquí y se lo devolvemos, allí está su teléfono", dijo un poco indignado Rony. Y me entregó mi teléfono y aquí estoy escribiendo esta historia, que destaca lo bueno de los hondureños.

¿Donde está Rony y su taxi? 

Rony Alexander trabaja como taxista desde hace 9 años en la ciudad capital de Honduras, en el punto de taxis de Diunsa Próceres, junto a sus compañeros de lucha.

El es el ejemplo de que en Honduras son más los honestos que los malos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.