La educación: Una prioridad para la Administración Hernández

joh educación banderas

Al ser uno de los sectores con mayor crecimiento presupuestario, la Administración del presidente Juan Orlando Hernández priorizó la educación como uno de los ámbitos esenciales para reactivar el país tras el golpe devastador de las tormentas tropicales Eta y Iota y de la pandemia de coronavirus.

Para el próximo año, el sector educativo hondureño retornará parcialmente a las aulas de clases con una partida presupuestaria de 33.545,5 millones de lempiras, lo que significa un aumento de más de 1.300 millones de lempiras respecto a 2021.

El respaldo al sistema educativo ha sido gradual y sostenido: en los últimos 8 años la partida presupuestaria ha aumentado en más de 11.000 millones de lempiras, al pasar de 22.462 millones de lempiras en 2013 a 33.545,5 millones de lempiras en 2022.

El Gobierno también ha incentivado a los educadores hondureños con subsidios para adquisición de viviendas, ajuste salarial de 1.800 lempiras tras varios años de congelamiento salarial y auxilio financiero para más de 59.000 maestros.

“Estos ajustes salariales son producto de tener las finanzas públicas sanas, de haber puesto la casa en orden desde lo macroeconómico, que ahora se traduce en un derrame económico para un sector tan importante del pueblo hondureño y otros más”, dijo el gobernante durante una cadena de radio y televisión.

“Estoy emocionada, ya que no es fácil hacerse de una casa. Agradezco mucho lo que ha hecho el presidente Hernández por el apoyo a los docentes”, expresó la maestra de educación primaria Perla Fortín, una de las beneficiarias del primer proyecto habitacional para maestros hondureños ejecutado por este Gobierno.

200 días de clases

joh educación centro escolar

En las aulas, Honduras logró cumplir con 200 días de clases, impartir el conocimiento a más de dos millones de estudiantes, reducir en tres puntos porcentuales el nivel de analfabetismo y mejorar y equipar centros educativos, una tendencia positiva que fue frenada por la pandemia de coronavirus en 2020.

Según reflejan los reportes del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), los niveles de analfabetismo pasaron de 14,6 por ciento en 2012 a 11,5 por ciento en 2019.

Para lograr estos hitos en el sistema educativo fue necesario que estudiantes, padres de familia, docentes, sociedad civil y autoridades de la Secretaría de Educación unieran fuerzas para superar las huelgas y paros de labores que por 15 años dominaron el escenario educativo.

En la ruta de mejorar la calidad educativa, también se generaron cambios estructurales con la aprobación del Plan Estratégico del Sector Educación, que incluye la política para garantizar la inclusión de 32.000 niñas, niños y jóvenes con capacidades especiales; reinserción de más de 9.000 educandos migrantes, infractores, en situación de calle u orfandad, entre otros.

Cabe destacar que el presidente Hernández impulsó la tercera reforma educativa desde su gestión como presidente del Legislativo (2010-2014), con el fin de devolver a Honduras el sagrado derecho a una educación de calidad, que garantizara escuelas y colegios abiertos durante 200 días o más.

Vida Mejor con educación de calidad

joh educación kinder

Para garantizar esta tendencia de logros en beneficio de la educación de Honduras, al iniciar el año escolar 2019 el gobernante anunció que los beneficiarios del Programa Vida Mejor deberían matricular a sus hijos en la escuela, una metodología que ya se venía aplicando con el Bono Vida Mejor.

Como parte de esta estrategia, el Gobierno de Honduras a través de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis) distribuía, además de alimentación escolar, bolsones y uniformes a los niños y niñas en el inicio del año escolar.

Y es que de los 120 programas realizados bajo la plataforma Vida Mejor, 53 están vinculados al cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, referente a la Educación de Calidad.

Algunos de estos programas son Bono Vida Mejor urbano y rural, Programa Bolsones y Útiles Escolares, Escuelas Saludables, Programa Modalidad Educativa de Jóvenes Adultos, Criando con Amor, Programa Hondureño de Educación Comunitaria (Proheco), Ciudad Mujer, Becas Honduras 2020, Infop en mi Barrio, Educación en Casa y el programa AMHBLI (Asociación Misquita Hondureña de Buzos Lisiados), entre otros.

Los esfuerzos por mejorar la calidad educativa hondureña han recibido el aval de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

joh educación secundaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

14 + cuatro =