La derecha italiana, preocupada por el desencuentro entre Meloni y Berlusconi

21677878-F253-4096-BDDC-29055D87BEA2

Roma, 15 oct (EFE).- La coalición de derechas que ganó las elecciones en Italia trabaja este sábado para recomponer la relación entre la gran vencedora de esos comicios y su líder, Giorgia Meloni, y el fundador de la alianza, Silvio Berlusconi, tras el desencuentro sufrido entre ambos en el primer día de la legislatura.

Las tensiones entre Meloni, de 45 años y al frente de los ultras Hermanos de Italia (FdI), y el veterano líder de la conservadora Forza Italia (FI), de 86, preocupan a ambas formaciones y algunos de sus exponentes más destacados, como el «número dos» de Berlusconi, Antonio Tajani, están mediando para solucionarlo, según los medios locales.

Tajani, expresidente del Parlamento Europeo, es el candidato que suena con más fuerza para ocupar ela cartera de Asuntos Exteriores en el futuro Ejecutivo en el que trabaja Meloni, al ser la más votada, con un 26%, frente a Berlusconi y el otro integrante de la coalición, la ultraderechista Liga de Matteo Salvini, que rondaron el 9%.

El desencuentro llegó a su punto culminante anoche, cuando la líder de FdI respondió a los periodistas que le preguntaron sobre unos apuntes de Berlusconi fotografiados en la sesión inaugural del Senado en los que se podía leer: “Giorgia Meloni: un comportamiento obstinado, prepotente, arrogante y ofensivo”.

“Le faltaba solo un punto: que no acepto extorsiones”, dijo visiblemente enfadada la más que probable futura jefa del Ejecutivo, la primera mujer en la historia de Italia en ocupar ese puesto, y que espera que el presidente de la República le encargue la formación del Gobierno.

Bersluconi, el incombustible tres veces primer ministro que ha regresado al Senado tras nueve años de inahbilitación judicial, está molesto por la elección de los ministros que lleva a cabo Meloni, y en particular por el veto a una de sus colaboradoras, Licia Ronzulli, además de oponerse a que el Ministerio de Justicia quede en manos de FI, según las mismas fuentes.

La decisión de Berlusconi de no votar a Iganzio La Russa, fundador de FdI junto a Meloni, para la presidencia del Senado y los apuntes de Berlusconi han llevado a la futura primera ministra a plantearse incluso dejar fuera del Gobierno a todos los que se abstuvieron en el voto en la Cámara Alta, afirman los medios.

Esto dejaría a la expresidenta del Senado María Elisabetta Casellati como única opción de FI en el Ejecutivo, junto a Tajani, que intenta aplacar a Berlusconi, que además se ha quedado fuera del primer reparto de poder de la coalición, pues La Russa presidirá el Senado, mientras que Lorenzo Fontana, de la Liga, el Congreso de los Diputados.

Ahora habrá que ver cómo se reparten las vicepresidencias, que los partidos están negociando intensamente. Entre los candidatos a la de la Cámara Baja destaca el diputado progresista Alessandro Zan, símbolo de la lucha del colectivo LGTB y que el Partido Demócrata quiere contraponer al presidente recién elegido.

«No a un presidente homófobo pro-Putin» rezaba una pancarta colocada por Zan este viernes nada más comenzar la votación en la que salió elegido Fontana, un ultraconservador contrario a las uniones civiles, el matrimonio homosexual y la teoría de género, además del aborto y las sanciones a Rusia de Vladimir Putin,

Con el Parlamento ya constituido, Mattarella deberá iniciar la ronda de consultas para formar Gobierno en los próximos días, previsiblemente la semana que viene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *