La cara de Ortega con bigote estilo Hitler aparece pintada en las calles de Nicaragua

La imagen que muestra el rostro del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, con un bigote al estilo del dictador alemán Adolf Hitler (1889-1945), fue estampado este martes en diferentes espacios públicos de Nicaragua, en una novedosa protesta reivindicada por la opositora Alianza Cívica.

Las pintadas con la cara de Ortega y con la leyenda «¡Se va!» fueron estampadas en al menos 123 de los 153 municipios del país, informó en su cuenta de Twitter la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), que se atribuyó la iniciativa.

La operación, denominada «Preso 198», para recordar el número de prisionero de Ortega cuando pasó siete años en la cárcel por asaltar bancos durante la dictadura de la familia Somoza (1937-1979), fue realizada la madrugada del martes por las estructuras territoriales de la Alianza Cívica, según la ACJD.

La imagen  apareció en postes de energía eléctrica, rótulos de carreteras y comerciales, señales de tráfico, muros, boulevares, en monumentos sandinistas e incluso en puertas de edificios públicos y de la misma Policía Nacional.

Otros rótulos similares, que exigían «libertad para los presos políticos», aparecieron en distintos barrios y comunidades de Nicaragua, en otra protesta reivindicada por la opositora Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB).

En su cuenta de Twitter, Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Alianza Cívica, calificó como «exitoso” el operativo, ya que ninguna de las 2.000 personas que participaron fue detenida, pese a que en Nicaragua desde hace dos años la Policía prohíbe toda expresión de rechazo contra el presidente Ortega o su familia.

«Fue una acción cívica, pacífica y segura de protestar en contra de la dictadura, por la necesidad de un cambio en Nicaragua. Sobrepasamos las expectativas, porque en protestas de este tipo hay temas de seguridad. No ha habido ninguna captura. Es parte de una planificación meticulosa y un sistema de información bastante planificado», explicó.

Posteriormente, un vocero de la ACJD reportó la detención de Juana Livex Castellanos, activista de esa organización en la ciudad de Ocotal (norte).

La protesta fue un ejercicio de coordinación nacional para reactivar la lucha cívica por la libertad de los nicaragüenses, explicó por su parte Max Jeréz, del sector juvenil de la Alianza Cívica. Según la oposición, unas 100 personas siguen detenidas por su oposición al gobierno sandinista, que ostenta el poder desde 2007.

La Alianza Cívica fue la contraparte del gobierno en una mesa de negociación con la que se buscaba una salida pacífica a la crisis sociopolítica que vive el país desde abril de 2018.

Fuente Deutsche Welle.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


18 + 17 =