La Asociación Hondureña de Maquiladores hace un llamado de unidad a la familia hondureña

Ante la crisis social y económica que vive Honduras, Mario Canahuati, presidente de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM), llama a hacer un frente común

“Ninguna casa o familia dividida podrá prosperar”, aseguró Canahuati, por eso se declaró partidario de aportar al país soluciones, creando los puentes necesarios que unan a todos los sectores hacia un destino de esperanza”, expresó.

El directivo de la AHM dirigió el siguiente mensaje a la hondureñidad, en este momento en que la sociedad se encuentra inmersa en una vorágine divisionista impregnada de odio, violencia y desigualdad, en lugar de estar compenetrada en la búsqueda de soluciones a los problemas que aquejan a la población.

“Como ciudadanos responsables, fundamentamos nuestras acciones en el compromiso con nuestro futuro y consideramos urgente unificar esfuerzos para trabajar en una sola agenda llamada Honduras”, comenzó diciendo el dirigente empresarial.

“Es tiempo de preguntarnos cómo vamos a superar la situación económica, política y social en la que nos encontramos. Actualmente existen seis millones y medio de pobres en el país y si no definimos una estrategia para generar fuentes de trabajo y riqueza dentro de un modelo económico más inclusivo, Honduras seguirá siendo un país subdesarrollado y sin esperanzas”, advirtió.

Es ahí en donde Canahuati acentúa la necesidad que todos los sectores converjan en un pacto nacional para dejar a un lado las diferencias y así poder atender con solvencia el derecho ineludible de “nuestros compatriotas”, quienes se han visto afectados por la mala ejecución de planes concretos de los últimos gobiernos, dijo esto sin hacer alusión a color político alguno.

“Reconocemos que el país ha hecho avances importantes en materia de seguridad, infraestructura y macroeconomía; no obstante, no se ha hecho lo suficiente para atender prioridades para atender la educación y la salud, que son fundamentales para el desarrollo pleno de nuestra nación”, apuntó.

Canahuati no tiene duda que ante la actual situación es imprescindible ser PROACTIVOS, no solamente reactivos, de lo contrario no se va a lograr la paz social que el país necesita.

“No podemos quedarnos rezagados, el futuro de nuestra Honduras está en nuestras manos. Somos nueve millones de hondureños y tenemos la suficiente capacidad para resolver nuestras diferencias en un marco de respeto, unidad y tolerancia”, es ahí en donde centra la importancia de erradicar de nuestro entorno la corrupción y la impunidad a todo nivel”.

“En la erradicación de este flagelo los empresarios tenemos que ser el ejemplo y en esta lucha se hace necesario promover los principios y valores que rigen la ética, la honestidad, la moral y transparencia; no solamente en familia, sino que también en el sistema educativo nacional”.

Aseveró que hoy, más que nunca “HAY QUE HUMANIZAR NUESTRA SOCIEDAD”, porque no podemos seguir siendo indiferentes ante el dolor y necesidades de nuestros hermanos “¡SEAMOS SOLIDARIOS!”, pidió con anhelo.

“Hagamos fluir nuestra esencia de catrachos. Por eso es que somos partidarios de construir y aportar al país soluciones y sobre todo, crear los puentes que unan a todos los sectores hacia un destino de esperanza, respeto y particularmente en la credibilidad y confianza en Honduras”.

¿Por qué es importante esto? El ejemplo que expone lo detalla muy bien. “Ninguna casa, o familia dividida podrá prosperar ¡ESO ES BÍBLICO! Un reino dividido no prevalece, somos una familia todos los hondureños ¡ES TIEMPO DE PONERNOS DE ACUERDO por el bien de todos! Honduras es nuestra ¡es nuestra tierra! Es tiempo de dar lo mejor de nosotros. ¡BENDIGA DIOS LA FAMILIA HONDUREÑA!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


once + 13 =