Julio Navarro considera que estas elecciones encuentran a una población frustrada

Captura votaciones
Paradójicamente, el analista político considera que las situaciones que él apunta, harán posible revertir la trayectoria de abstencionismo registrada durante los últimos procesos electorales.

Pero por qué podría estar frustrado el pueblo hondureño, en especial con sus autoridades, él así lo expone.

“Yo creo que en estas elecciones, más que descontento hay indignación en amplios sectores de la población que se sienten frustrados de que las instituciones que tiene el Estado, llamadas a cumplir determinadas funciones económicas de carácter social, o político o de justicia, no lo han hecho”.

“Y con eso ha pasado que se ha deteriorados la institucionalidad del país y con ello todas las actividades que se derivan del buen funcionamiento de la justicia y del Estado”.

“Entonces a mí me parece que en estas elecciones se van a reducir enormemente los niveles de abstención que hemos tenido. Porque si los hondureños han estados desencantados con los procesos electorales porque no les han servido para resolver los problemas, hoy sucede que los procesos electorales pueden servir para dar un golpe de timón a la conducción del país”.

Sin embargo, apunta que ese giro no va a ser algo sacado de la manga de la camisa. “Una conducción del país no reinventada en base a ocurrencias como tal, sino, más bien, una reconstrucción institucional en base a consensos”, expuso navarro.

De ahí que para él, uno de los principales desafíos que deberá enfrentar el nuevo gobierno será la reconstrucción de la CONFRATERNIDAD perdida por los hondureños, particularmente durante los últimos 12 años. Acentuó que para el país resulta totalmente negativo el seguir confrontados como nación.

Por eso es que recalca la imperiosa necesidad de buscar acuerdos con todas las fuerzas políticas, sociales y gremiales, para que todos acuerden un compromiso por el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − 2 =