Juez colombiano rechaza pedido de archivar caso contra expresidente Uribe

Juez colombiano rechaza pedido de archivar caso contra expresidente Uribe

Un juez colombiano desestimó el miércoles una solicitud de la oficina del fiscal general para archivar una investigación por manipulación de testigos contra el divisivo expresidente Álvaro Uribe.

La decisión de la jueza Carmen Helena Ortiz revive una investigación de larga data y profundamente polarizadora, en la que la oficina del fiscal general solicitó el año pasado una audiencia para restringir la investigación, luego de determinar que la conducta de Uribe no constituía un delito.

“Queda claro para las salas que existe una posible hipótesis sobre la materialidad del delito de cohecho”, dijo Ortiz durante la audiencia. «La sala rechaza la solicitud de preclusión de la investigación por los delitos de cohecho penal y fraude procesal».

La condena en el caso podría significar una pena de prisión de hasta 12 años para Uribe.

Uribe y varios aliados están siendo investigados por denuncias de manipulación de testigos realizadas en un intento de desacreditar las acusaciones de que tenía vínculos con paramilitares de derecha. Uribe siempre ha negado las acusaciones y ha mantenido su inocencia.

El abogado de Uribe, Jaime Granados, no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

La decisión puede ser apelada, informaron medios locales.

Los críticos de Uribe han alegado repetidamente que la oficina del fiscal general sería menos rigurosa en su investigación que la Corte Suprema, que originalmente estaba a cargo de la pesquisa.

El aún influyente Uribe fue puesto bajo arresto domiciliario por la corte durante dos meses en 2020. Renunció a su escaño en el Senado después de la orden, lo que desencadenó la transferencia del caso a la oficina del fiscal general.

El caso se deriva de una acusación de 2012 de Uribe, quien acusó al senador izquierdista Iván Cepeda de orquestar un complot para vincularlo con los paramilitares.

Pero en 2018 la Corte Suprema dijo que Cepeda había recopilado información de excombatientes como parte de su trabajo y no les había pagado, y que en cambio fueron Uribe y sus aliados quienes presionaron a los testigos.

Fuente Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cuatro × cuatro =