Juego Sucio: Cementeras nacionales buscan desplazar con artimañas a cementeras extranjeras

Un nuevo aumento al arancel por importación de cemento gris se podría aprobar por el gobierno, lo que vendría a sacar de la competencia a las marcas que se fabrican en el extranjero, pues hasta ahora  son más baratas para el consumidor final.

Según una fuente de entero crédito reveló a Noticias 24/7 HN que el arancel de importación pasaría del 10% al 25%, impuesto que provocaría que los precios del cemento gris importado se vuelva más caro que el nacional.

Según la fuente las presiones de las cementeras nacionales hacia el gobierno para aumentar el arancel son grandes, que de lograrlo sería un nefasto antecedente a nivel internacional hacia los futuros inversionistas extranjeros.

En la actualidad hay tres empresas que importan cemento gris, una de origen Chino, otra de Costa Rica y una más de Colombia, las que invirtieron en Honduras porque el arancel era cero.

A partir del febrero de este año la Secretaria de Desarrollo Económico aprobó sin socializar con los inversionistas extranjeros un cobro del 10% al arancel, cambiándoles las reglas del juego de la noche a la mañana.

Esto provocó que la bolsa de cien libras de cemento gris importada pasará de Lps. 180 a Lps. 190, todavía así sus precios son más baratos que el cemento que se produce en el país y al parecer este es el malestar de la empresas nacionales de cemento que se habían acostumbrado a un duopolio para controlar el precio y repartirse el mercado nacional.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


1 × cuatro =