Joker le sonríe al León de Oro del festival de cine de Venecia

1567892268-joker-trailer


Como en las películas más trepidantes, la Mostra de Venecia terminó hoy sábado con un giro inesperado. El jurado presidido por la directora argentina Lucrecia Martel concedió el León de Oro a Joker, dirigida por el estadounidense Todd Phillips, un oscuro retrato del mejor enemigo de Batman que se había convertido en una de las sensaciones del festival, pese a no tener el perfil tradicional de los filmes encumbrados en los certámenes europeos de cine de autor.

En este caso, el villano adopta todo el protagonismo de la historia. La película, ambientada en el Nueva York de 1981, narra la desconocida juventud del Joker, a través de un estudio psicológico de un personaje enfermo y desequilibrado al que el mundo hizo así con su persistente desprecio. Phillips también formula una parábola social que habla de una venganza de los oprimidos y los humillados por los poderosos, que muchos vincularon a la actualidad en muchos lugares del mundo.

Sobre el escenario, Phillips agradeció a los estudios Warner y a DC Comics que “salieran de su zona de confort” al aceptar producir una película inhabitual, que se dice hija de Martin Scorsese (los guiños a Taxi Driver y El rey de la comedia oscilan entre el homenaje y el calco). Además, dedicó el premio a su excepcional protagonista, Joaquin Phoenix, que perdió 23 kilos para encarnar este papel. “No habría película sin él. Es el más fiero, valiente y abierto de mente, una alma bella a quien agradezco que me confiara su loco talento”, expresó el director, conocido hasta ahora por haber dirigido la trilogía de Resacón en Las Vegas. El premio en Venecia le hace ascender inmediatamente de categoría. La película llegará el 4 de octubre a las salas hondureñas.

Información cortesía de El País de España.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.