Joaquín Sabina sale del quirofano con éxito despues de ser intervenido por un traumatismo intracraneal

La caída fortuita de Joaquín Sabina este miércoles mientras actuaba junto a Joan Manuel Serrat en el WiZink Center en Madrid, ha acabado peor de lo que se esperaba. Este jueves el cantante ha tenido que ser operado de urgencia a causa de un traumatismo intracraneal después de pasar la noche en el Hospital Ruber Internacional de Madrid, donde se le mantuvo en observación por el fuerte golpe en la cabeza y el hombro que sufrió al precipitarse desde casi dos metros al foso que hay entre el escenario y el público.

El recinto madrileño no es precisamente el lugar que mejor suerte le trae al cantante en lo que accidentes se refiere. El 13 de diciembre de 2014, en la que era su primera aparición en Madrid en cinco años, Sabina tuvo que acortar sensiblemente su concierto después de sentirse “indispuesto” y afectado por ataque de miedo escénico, según confesó más tarde. Según explicó después, ya antes de haber salido al escenario había sufrido un vahído.

El 16 de junio de 2018 volvió a acortar su recital a causa de “una afonía”. Una dolencia que le obligó a cancelar cuatro citas más: A Coruña, Córdoba, Albacete y Granada.

Operación quirúrgica exitosa

La operación quirúrgica a la que ha sido sometido de urgencia el cantante Joaquín Sabina por un coágulo cerebral ha concluido satisfactoriamente, según ha informado a Efe su representante desde la misma Clínica Rúber Internacional.

A la espera de un comunicado oficial del hospital, su portavoz ha comunicado que su estado «no era grave», que todo ha salido «muy bien» y que el cantante, que ha tenido que ser operado «por un pequeño coágulo», permanecerá 48 horas en observación.

El País de España y EFE.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


1 × 2 =