JN provoca que 32 aspirantes a la CSJ demanden internacionalmente a Honduras

Screenshot_20230117_055914


SAN PEDRO SULA. - La abogada Miriam Barahona, quien es una de los siete aspirantes a magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), que la Junta Nominadora dejó fuera del proceso, dijo en exclusiva en el programa "En La Mira", que la JN provoca que más de 32 autopostulantes, incluyéndola, demanden internacionalmente a Honduras. 

La demanda es porque a criterio de la profesional del Derecho, la JN los dejó fuera del proceso violentando sus derechos, porque se les ha aplicado un procedimiento parcializado. 

"No sólo es su servidora la que va a ir a la instancia internacional; somos apróximadamente más de 32 autopostulantes que estamos preparando los recursos correspondientes para irnos en conjunto", a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, advirtió. 

Barahona, explicó que en su caso lo hará para dejar un precedente, porque "tenemos" que vivir en un Estado de Derecho, y para tenerlo hay que comenzar a respetar la ley. 

"Y más como mujer hondureña, porque a nosotros se nos hace más difícil el camino para la participación en la toma de decisiones. Hay que dejar un precedente para toda aquella mujer que ha sido discriminada, y todo acto de discriminación contra la mujer es violencia", señaló. 

Reveló que organismos internacionales le han llamado, asociaciones, de jueces, a quienes dijo que les parece una aberración lo que está pasando en el país. 

Además, dijo que hay muchas organizaciones de mujeres a nivel nacional e internacional que la han llamado, para solidarizarse y para determinar ese acompañamiento ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. 

Inicialmente, Barahona dijo que se les ha aplicado un procedimiento parcializado totalmente. "En unos casos para el mismo supuesto, las resoluciones judiciales decían que no podrían conocer porque no eran magistrados, y en otros casos sí se tomaron las atribuciones; eso esto exceso de poder", lamentó. 

Seguidamente señaló que para conocer resoluciones judiciales de la corte a la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha dicho que la independencia judicial es parte y pilar del Estado de Derecho. 

"Aquí lo que hay que decir como mujer hondureña, es que se ha discriminado a la mujer porque yo evidencié un caso en el que a un hombre se dice qué porque su resolución es una resolución judicial, es un criterio jurídico y por lo tanto se debe declarar Sin Lugar, y está en los videos de la Junta Nominadora, pero cuando ha sido 

de mujeres Carlos (periodista Carlos Martínez), se nos ha discriminado, cuestionó. 

Precisó que eso es un acto de violencia contra la mujer, y que es condenado internacionalmente. "hay jurisprudencia 

basta, así mismo en el caso López Lobo y otros, el abogado y actual diputado Ramón Barrios, sabe que la independencia judicial es lo primordial, es su escudo, el  principal patrimonio para el juez". 

En su caso, comentó que la tacha que establece y por la que la dejaron fuera, es por haber integrado un pleno especial en la Corte Suprema de Justicia, porque todos los magistrados se excusaron de conocer. 

"Cuando a uno lo llaman, uno tiene que asumir su responsabilidad, porque yo no tenía ninguna excusa. Yo establecí en un voto razonado particular junto con dos personas tan honorables como lo es la abogada y ahora magistrada Suyapa Pérez y el abogado Antonio Pacheco, que la Corte Suprema si tenía competencia para conocer este amparo de la destitución de los magistrados", detalló. 

Añadió que "era un acto consumado de manera irreparable, ¿por qué? usted fue diputado, cuándo se destituyó a los magistrados se nombró inmediatamente, mediante decreto 1912012 a los otros diputados". 

Agregó que la CSJ a través de un amparo no puede anular un decreto legislativo. Asimismo, comentó que no se podía destituir a los magistrados que ya habían sido nombrado. "Y seguimos la jurisprudencia que los mismos destituidos habían establecido, si ya los abogados erraron el camino o la acción judicial, eso no es responsabilidad del juez, pero no podíamos abrogarnos atribuciones que la ley no nos permite*. 

 

Deja tu comentario