Interventora de Invest: Una deuda que va mucho más allá de los 615 mil lempiras al mes que se ‘echaban’

invest ciles


El pasado 31 de diciembre terminó el periodo de vigencia de la junta interventora de Inverst-H y su accionar pasó sin pena ni gloria, hasta la fecha la sociedad desconoce qué sucedió con los hospitales móviles, la auditoria forense, los puentes Bailey y otros fracasos más emprendidos desde esta deplorable institución.

Al respecto, el analista Josué Murillo, dice que es lamentable que se quiera resolver problemas generando más problemas, burocracia sobre burocracia, en el caso de los hospitales móviles, están alabados por muchos sectores que resultaron cómplices del gobierno y también los puentes han quedado en total impunidad.

Mientras que el director de Seguridad y Justicia, de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Keneth Madrid, considera “que fue un intento fallido por querer limpiar la cara a Invest H, ya que a estas alturas, ha perdido su ‘fama’ como ejecutora de proyectos”.

Por otra parte, el integrante de la Comisión de Transición, Hugo Noé Pino, aseguró que la situación de Invest H, es uno de los principales focos de atención de las nuevas autoridades y no descartó cambios contundentes, al afirmar que las juntas interventoras no formarán parte del esquema de trabajo del nuevo gobierno (gracias a Dios).

Seguidamente, indicó que la junta interventora integrada por José Ernesto Leva Bulnes, Gustavo Boquín y José Alberto Benítez, Fue creada con el fin de apoyar los procesos para sanear la situación administrativa-financiera y funcional de la institución (léase: esconder el sucio).

Cada interventor de Invest-H devengó un salario mensual de 205,000 lempiras mensuales para hacer un total de 615,000 lempiras al mes, tres veces más de lo que devengaba el exdirector Marco Bográn, acusado por la compra irregular de los hospitales móviles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.