Interventor de Invest-H sería trasladado a México por complicaciones en su salud

Captura boquin


A media semana trascendió que uno de los tres interventores de Inversiones del Estado de Honduras (Invest-H), Gustavo Boquín, se había contagiado por el Covid y que su estado de salud era muy delicado.

Al parecer esta situación ha ido empeorando, por lo que la familia habría decidido trasladarlo a México con la esperanza de asegurar su mejoría.

Se conoce que en ese país hay técnicas más avanzadas, como la denominada, Membrana Extracorpórea, ECMO, por sus siglas en inglés.

El ECMO es una técnica de rescate para los pacientes que presentan insuficiencia respiratoria secundaria a algunas enfermedades, como la COVID-19.

Especialistas indicaron que este mecanismo suele utilizarse cuando no está llegando suficiente oxígeno a la sangre o no se expulsa el dióxido de carbono necesario, también puede utilizarse ante la presencia de ambos escenarios.

Usualmente, los médicos recurren al uso de ECMO cuando otras herramientas de ventilación mecánica o métodos convencionales no están funcionando. También toman en cuenta las características de cada persona.

El equipo extrae la sangre desde una vena del paciente con ayuda de una cánula o un tubo específico. Seguido, dirige el vital líquido a un circuito artificial, que es externo al cuerpo, donde se oxigena y limpia.

En julio de 2020, Boquín junto a José Leva Bulnes y José Alberto Benítez fueron designados por el Gobierno para conformar una Comisión y así poner en marcha los siete hospitales móviles que Honduras adquirió por casi 48 millones de dólares cuando Marco Bográn era el titular de Invest-H.

Sin embargo, a casi un año de la pandemia del covid-19 en Honduras, los interventores no han logrado ponerlos a funcionar, lo que ha generado múltiples reclamos de diferentes sectores de la hondureñidad.

De los siete hospitales móviles, el de San Pedro Sula es el único que está operando casi en su totalidad, mientras que el Tegucigalpa aún no alcanza a trabaja ni siquiera a ‘medio vapor’. En tanto, las ciudades de, Juticalpa, Santa Rosa de Copán, Choluteca y La Ceiba, siguen esperando que concluya la instalación.

Es tan grave el desfase que incluso el hospital modular destinado para Danlí, apenas fue enviado desde San Pedro Sula el viernes de esta semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

13 + once =