Intermediarios de los granos alimenticios básicos continúan esquilmando al productor y al consumidor

 El gerente del Instituto Hondureño de Mercadeo Agrícola (IHMA), Mario Gómez, afirma que un precio favorable al productor sería de 60 a 65 lempiras la medida de frijol (5 libras).

Ese es el precio que se ha venido pagando durante tiempo reciente, pero que cuando suba a 70, 75 y hasta 80 lempiras, eso ya es especulación, afirmó el funcionario del IHMA.

“Pero un precio de 60, 65 lempiras es incluso sano para el productor debido a que con eso éste tiene, no solo el resarcimiento de sus costos de inversión, sino que también un margen de utilidad sano”, consideró Gómez.

Desafortunadamente la cadena de intermediación es la que se lucra del esfuerzo del campesino, y del dinero del consumidor.

“Pero aquí el gran negocio lo está realizando la intermediación; el intermediario del pueblo, que luego le vende al bodeguero, luego éste al minorista y entre estos tres son los que se llevan la gran tajada porque cuando usted mira que a un productor se le compra a 600 lempiras el quintal, pero cuando viene a ver el precio del comerciante minorista al consumidor y el quintal viene teniendo un precio de 1,200 lempiras; usted mira que entre estos tres, el intermediario del pueblo, el bodeguero y el comerciante minorista se sacan una tajada de 600 lempiras”, expuso.

Por lo que agregó que en esto el gran negocio a quien está afectando y el índice de precios al consumidor estas tres personas, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *