Infraestructura hotelera no autorizada incomoda a pobladores de comunidades de la Bahía de  Tela

Infraestructura hotelera no autorizada incomoda a pobladores de comunidades de la Bahía de  Tela


Una infraestructura hotelera de Tela, se ha convertido en el dolor de cabeza de los pobladores de las comunidades garífunas de San Juan, Tornabé y  Barra Vieja, y es que en la zona se construyó un muelle, que de acuerdo a los mismos vecinos del lugar  les impede el paso por la playa de ese sitio.

El Patronato de Tornabé denunció sobre la construcción de un nuevo muelle turístico en el Complejo Indura, por lo que pide a las autoridades e inversionistas conciliar con la comunidad para que el tránsito de comunitarios no sea perturbado.

“Queremos saber qué institución autorizó y otorgó el permiso de construcción de este muelle, el cual está frente al Complejo Turístico Indura. Este muelle está obstaculizando la pasada para las comunidades vecinas de Barra Vieja, Miami, Tornabé, a todas las personas que quieren circular libremente por la playa”, cita un pronunciamiento del Patronato, publicó Hondudiario.

Revela que fuentes en la alcaldía y en el Comité Interinstitucional Ambiental de Tela (CIAT)  confirmaron  que los inversionistas del complejo levantaron el nuevo muelle, sin antes hacer los estudios de impacto ambiental, sin tener permisos y tampoco planes para mitigar el impacto en la zona núcleo marina del Parque Nacional Jeannette Kawas.

Indica que se supo que los ejecutivos no presentaron ninguna autorización y prometieron a la comunidad y ambientalistas agrupados en el CIAT, que se iba a cumplir con los requisitos.

Explicn que Nelbin Bustamante, portavoz del CIAT, primero se debe cumplir con los estudios, permisos y trámites administrativos, para luego comenzar las obras y proyectos.

“No puede ser al revés, que primero se construye y después que vayan a evaluar las autoridades para ver si aprueben o desaprueben los proyecto”, recomendó.

Dice también que un morador de Barra Vieja que pidió mantenerse en el anonimato alertó que cerca del nuevo muelle están varias colonias de arrecifes de coral, que ellos llaman Piedra de San Juan.

“Todos esos cambios en el lecho marino afectan a los que vivimos de la pesca, los arrecifes pueden ser perjudicados y aquí nadie dice nada”, opinó el aldeano.

Se conoció  que ante las quejas del Patronato en  Tornabé, técnicos del Instituto de Conservación Forestal (ICF) ya fueron a hacer inspecciones de la infraestructura, conjuntamente con personal de “Indura Resort”.

Aclara que el equipo de redacción de Hondudiario intentó comunicarse con ejecutivos de Indura, para conocer detalles sobre la construcción del nuevo muelle turístico, pero todavía no hubo respuestas.

Dice que además, en la comunidad de Miami se construye un nuevo hotel de playa, a orillas de la Laguna Los Micos, con inversión nacional, externa a Indura.

Autoridades presentaron denuncias por la presunta falta de permisos y estudios ambientales, en este otro caso.

“El conflicto de tierras en la comunidad de Miami (Tela), también, provocó que el actual predio donde funciona el apostadero militar que custodia al Parque Jeannette Kawas, haya sido escriturado a nombre de particulares”, afirma el medio digital.

“El apostadero ahorita está en el aire, prácticamente, este terreno ahora tiene dueños y nos tendremos que mover a otro lado para seguir protegiendo esta zona”, dijo un guardaparques.

El CIAT urge de 0.7 millones de lempiras para trasladar el apostadero militar del Parque Jeannette Kawas, en la misma comunidad de Miami.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 × uno =