Infecciones por hongos: Los problemas de salud más frecuentes en personas de zonas inundadas

El dermatólogo sampedrano, Cándido Mejía, confirma que el Hospital Mario Rivas atiende en un alto porcentaje de demandas de atenciones médicas son por esta patología.

“Casualmente hoy tuvimos tres pacientes con afecciones en las plantas de los pies, algunos por causa de una lombriz que puede ser puede penetrar por debajo de la piel, que ese es otro problema bastante frecuente”.

Apunto que por efectos de esas aguas infectadas hay dos tipos de patologías bastante importantes: Hongos y las “larva migrants” también, de ahí la causa por la que en este momento se esté presentando de manera frecuente este problema.

Ahora, con los hongos de pared que pueden resultar después que las casas que fueron inundadas, luego limpiadas, incluso pintadas; pero luego aparece un tipo de hongo que es el moho.

“Los mohos son hongos contaminantes que aparecen en las paredes, aparecen en los techos, generalmente son de un color oscuro, por lo que resultan de fácil detección”.

“Para confirmar si en realidad son hongos, pase cloro y si retira la mancha ya se sabe que es hongo”, dijo el doctor mejía.

“Entre los más frecuentes se encuentras los denominados aspergillus y los del tipo de hongos contaminantes, perjudiciales para el sistema respiratorio, para la piel en donde pueden ocasionar alergias, así como asma brónquica, rinitis alérgica por este tipo de mohos”.

Expuso que estos mohos penetran en el sistema respiratorio, ahí es cuando provocan las reacciones alérgicas como las antes apuntadas, por lo tanto “no es conveniente que las personas comiencen a mudarse a sus casas en especial si tienen este tipo de hongos”.

“Entonces uno comienza a experimentar un poco de dificultad respiratoria y se contamina de manera fácil; por lo tanto, es muy importante que las personas limpien bien con agua oxigenada, o con cloro, o con bicarbonato las paredes y dentro de lo posible, si se puede, pintar de nuevo”, en reconocimiento que la situación económica de las familias afectadas también está muy dañada.

Por lo tanto, si las circunstancias no permiten pintar la casa, por recomienda hacer por lo menos la desinfección de las paredes. “inclusive se puede lavar las paredes con bicarbonato, con cloro; usted hace una concentración de cloro, puede diluir una taza de cloro en cuatro litros de agua y así restriega en las paredes, también en el piso con un trapo mojado en esta solución”.

Otra opción es es usar el vinagre blanco porque contiene ácido aséptico y estos mohos son sensibles a este tipo de sustancias químicas, pero cualquiera de las sustancias mencionadas funcionan bien. Recomendó además que el interior de las viviendas deben contar con buena ventilación, es decir puertas y ventanas abiertas.

En cuanto a las personas que andan en labores de limpieza, talvez de la familia, o amigos que llegan a ‘echarle una mano’, o incluso personas que de esta forma hacen su sustento, que las hay y es válido, pero que en determinado momento a causa de lo extenuante de caminar entre el denso lodo, prefieren quitarse los zapatos, botas de hule ¡cuidado! Esto puede resultar muy peligroso.

“Casualmente hoy aquí en el consultorio miré a una persona que anduvo descalza caminando por el lodo y llegó a consulta por una infección, la persona es diabética y se le formaron unas ampollas en los pies y piernas, entonces como podemos ver, la consecuencia es una infección”, afirmó el galeno.

Si ha sido el caso, recomendó que la persona no debe quedarse con ese lodo en los pies, debe lavarse bien con agua limpia y jabón, y secarse para evitar ese tipo de afecciones cutáneas.

Además. “Si usted está entrando en contacto con ese tipo de lodo que incluso ya está podrido, corre alto riesgo de contraer tétano, leptospirosis, infección de piel, disípela, hongos en los pies (mazamorras), larva migrants; de todas las más temidas son las primeras dos.

“Ya hemos atendido casos por leptospirosis en el hospital, y recuerde que si esa enfermedad no se atiende a tiempo resulta mortal. Así ocurrió con un paciente que transcurrió varios días sin buscar asistencia médica y desafortunadamente ya no se pudo hacer nada”, lamentó.

“Otro problema muy importante que estamos viendo es con la larva migrants, que es un tipo de lombriz y se introduce dentro de la piel y por allí va ‘caminando’, sea en la planta de los pies, en las manos, en el cuerpo y lo hace rompiendo la piel para introducirse, o bien aprovecha ciertas pequeñas heridas para penetrar”.

Manifestó que este tipo de parásito es más común en nuestro medio de lo que se puede imaginar, al grado que en el hospital Mario Rivas han sido atendidas unas 40 personas.

Ejemplo de un problema con larva migrants.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *