No Estoy Manejando Imbe... Ignorante De Mier.. Que Sos 20231209 135317 0000

Incidentes con pólvora y agua caliente, las principales causas de quemaduras infantiles en Honduras 


Tegucigalpa - El aumento de casos de quemaduras en menores, principalmente ocasionadas por la manipulación de pólvora y el contacto con agua caliente, ha llevado a ocho niños a ser hospitalizados en la Fundación Hondureña para el Niño Quemado (Fundaniquem).

Según Alfredo Ortiz, responsable de comunicaciones de Fundaniquem, se ha registrado un incremento del 22% en el ingreso de menores con quemaduras en comparación con el año anterior.

Causas y Detalles de los Casos

Dos de los niños ingresados están hospitalizados por quemaduras derivadas de la manipulación de pólvora. El primero de ellos fue admitido el pasado 5 de noviembre, proveniente del municipio de Valle de Ángeles, Francisco Morazán. Mientras que el segundo niño, quemado por pólvora, ingresó a Fundaniquem el 28 de noviembre desde Marcovia, Choluteca, en la zona sur de Honduras.

Ambos menores se encuentran estables y en proceso de recuperación adecuada, informó Ortiz, encargado de comunicaciones del hospital especializado.

Además, entre los niños hospitalizados se encuentra uno con quemaduras en más del 60% de su cuerpo, categorizado como un "gran quemado". Este niño sufrió quemaduras de cuarto grado y traumatismos craneoencefálicos al tocar un cable de alta tensión mientras recolectaba papayas.

Otro caso similar es el de un paciente proveniente de Santa Bárbara, quien presenta quemaduras en el 50% de su cuerpo.

A pesar de que el rango de atención abarca hasta los 18 años, los casos más recurrentes se encuentran en niños de cero a ocho años, señaló Ortiz.

Llamado a la Prevención

Con la llegada de las festividades navideñas, época con mayor incidencia de quemaduras, Ortiz hizo un llamado a tomar precauciones para evitar que más niños se sumen a estas estadísticas.

El responsable de comunicaciones instó a los padres a supervisar las actividades de sus hijos y a abstenerse de comprarles pólvora. "Sabemos que los niños son curiosos y buscan siempre nuevas formas de jugar, pero los padres deben estar atentos a sus actividades", señaló

Deja tu comentario