Hugo Maldonado: “No son los familiares de los internos los que les pasan armas a los reos”

Para el coordinador del CODEH, es el personal penitenciario el que está involucrado en hacer llegar armas de fuego a los privados de libertad.

“Nosotros creemos que de nada sirve tener una interventora penitenciaria, si realmente vamos a seguir con el mismo sistema de seguir contando muertos y heridos. Y la gran pregunta que nosotros, los familiares y el pueblo hondureño se hace es ¿QUIÉN ESTÁ METIENDO LAS ARMAS? Para que salgan heridos”, inquirió Maldonado.

Quien además dijo que no deben seguirse dando estos eventos sangrientos en los centros penales, “en donde estamos viendo la fragilidad de la persona humana que está cerca a los privados de libertad. Y no estoy hablando de los familiares; nosotros como organismo de derechos humanos descartamos que los familiares pudieran estar armando a los privados de libertad”.

Convicción que tiene, partiendo de las medidas de seguridad que existen para las visitas, en ni siquiera a él le dejan ingresar una libreta, y sabe que todas las visitas son objeto de rigurosos registros, por ello está seguro que no son los familiares de los reos los que introducen las armas a los centros penales, entonces ¿quiénes se las proporcionan?

“Si ustedes pudieran ingresar se dieran cuenta que allí no puede ingresar ni siquiera un alfiler, si hasta las comidas las revisan y han encontrado celulares en sopas ¿Cómo es eso que no van a encontrar una AK-47, o un R-15, o una granada de fragmentación?”.

“Realmente es una situación que me pone en duda al personal de esos centros penitenciarios. Y que no estoy hablando de los directores, sino del personal de segunda y tercera categoría que están en estos centros penitenciarios, que tienen una amistad manifiesta que doblega cualquier situación económica que pueda darle el sistema”.

“Realmente es una preocupación que debe ponerse un punto y aparte para poder erradicar estos actos violentos al interior de los centros penitenciarios”, expuso el defensor de los derechos humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − once =