Huelga general en Ecuador aumenta la presión sobre Moreno

Movimientos indígenas y sindicatos de Ecuador iniciaron el miércoles una huelga nacional ante la negativa del presidente Lenín Moreno a dar marcha atrás con medidas de austeridad que desencadenaron los peores disturbios en una década.

En el séptimo día de protestas, miles de sindicalistas e indígenas avanzaban por el centro histórico de la capital Quito gritando consignas hacia el Palacio de Gobierno, que estaba rodeado de militares y policías, según testigos de Reuters.

Guayaquil, ciudad a la que Moreno trasladó su gobierno, estaba cercada por fuerzas de seguridad para evitar el ingreso de manifestantes, algunos de los cuales protagonizaron saqueos y vandalizaron edificios públicos en distintos puntos del país.

Las manifestaciones estallaron la semana pasada cuando Moreno puso fin a los subsidios al diésel y la gasolina extra, que han estado vigentes por décadas, en el marco de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 4.200 millones de dólares, con el que buscan reducir un abultado déficit fiscal.

“Lo que hizo el gobierno es dar un premio a la gran banca, a los capitalistas del país y un gran castigo a los ecuatorianos pobres”, dijo Mesías Tatamuez, presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), que aglutina a varios sindicatos del país.

“Llamamos a todos a la huelga, a los que están en contra del FMI que es el otro culpable de esta crisis”, agregó la tarde del martes a periodistas.

La organización indígena CONAIE, que ha movilizado a unos 6.000 miembros, dijo que el gobierno de Moreno se comportaba “al puro estilo de una dictadura militar” por declarar un estado de excepción y luego un toque de queda nocturno en algunas áreas.

Información cortesía de Reuters.

 


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*