Hoy se conocerá el fallo en juicio en caso de hospitales móviles

Hoy se conocerá el fallo en juicio en caso de hospitales móviles


Este martes el Tribunal de Sentencia en materia de corrupción dictará la resolución del juicio oral y público en contra del exdirector de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), Marco Bográn y el exadministrador Alex Moraes por el caso de la controvertida compra de siete hospitales móviles.

Tanto Bográn como Moraes son acusados por la presunta comisión de los delitos de fraude y violación de los deberes de los funcionarios.

El delito de fraude de acuerdo al Código Penal es de seis a nueve años de reclusión más inhabilitación absoluta por el doble de tiempo que dure la pena.

Mientras que el delito de violación de los deberes de los funcionarios contempla una pena de tres a seis años de prisión más inhabilitación especial por el doble de tiempo que dure la reclusión.

Por este caso también es acusado el ciudadano estadounidense de origen guatemalteco Axel López por ser el proveedor de los hospitales móviles que al final resultaron no estar en las mejores condiciones para ofrecer un servicio de salud. Axel Lopez se encuentra prófugo de la justicia hondureña.

Invest-H pagó 47 millones 462 mil 500 dólares (mil 175 millones 171 mil 500 lempiras) a Axel López en 2020 para adquirir siete hospitales móviles para la atención de la pandemia del COVID-19.

Sin embargo, el Ministerio Público argumentó que el costo real de los sanatorios era de 17 millones 628 mil 550.17 dólares (436 millones 052 mil 765.59 lempiras).

El ente acusador del Estado concluyó que existió una sobrevaloración del 62.85 % en la compra de los siete dispensarios.

Señaló en el juicio que los imputados ordenaron ejecutar el pago de primera mano y sin exigir garantía del cumplimiento de la llegada de los hospitales móviles.

Los hospitales móviles llegaron a cuenta gotas  durante el 2020, si embargo, pasaron  varios meses para que fueran entregados a las autoridades sanitarias por parte de Invest-H.

Actualmente, cinco de los siete hospitales móviles funcionan, pero no o para atender personas con COVID. Solo el de Copán y San Pedro Sula se utilizan para ese fin.

El juicio oral arrancó el 19 de enero y finalizó el 31 de enero del presente año.

El caso de los hospitales móviles fue uno de los mayores escándolos durante la pandemia,  ya que su adquisición se dio con el pretexto de ampliar la atención a pacientes  COVID-19, en un momento que el país necesitaba de los equipos médicos para atender a los hondureños, especialmente los más delicados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.