Hospitales móviles solo son ‘clavos’ MP constata que el de Choluteca no atiende a pacientes por Covid

 ¡Qué pesar! Porque con tantos millones de lempiras mal gastados ahí, bien se pudieron comprar vacunas, contratar más personal, abrir más triajes en lugar de estarlos cerrando, etc.

No se trata de una cantidad de dinero a despreciar, para nada, fueron 1,175 millones de lempiras que fueron entregados ‘de buena fe’ a sujetos sin escrúpulos y que sin duda facilitaron que muchos hondureños fallecieran por falta de atención, de insumos, de espacio, de personal.

Por esos motivos es que operadores de justicia como el Ministerio Público continúan tras las pistas que dejaron esos entuertos administrativos en la estatal Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H).

Es así como fiscales del Ministerio Público realizan inspecciones en los hospitales móviles para pacientes con Covid-19 que compró el Estado a través de Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H), a un costo de más de 47 millones de dólares.

En ese sentido, la Unidad Nacional de Apoyo Fiscal (UNAF), la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (FETCCOP) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), por segundo día consecutivo inspeccionan el hospital móvil de Choluteca, uno de los siete que vendió el guatemalteco nacionalizado estadounidense, Áxel López, a quien ayer se le aseguraron en Estados Unidos el equivalente a más de 100 millones de lempiras en una cuenta bancaria a nombre su empresa “Elmed Medical Systems”.

En la inspección, los fiscales y agentes de los departamentos de procesamiento de la escena del crimen y de Investigación de los Delitos en Contra de la Administración Pública y Patrimonial, constataron que desde su instalación en mayo pasado, en los 39 módulos no se han atendido a pacientes con Coronavirus, ya que no existen las condiciones idóneas en cuanto a espacios y protocolos de bioseguridad.

En estas instalaciones la dirección del Hospital Regional del Sur, determinó poner en uso dos salas de medicina interna y ambulatoria para mujeres y hombres únicamente con ocho camas, con lo cual se confirma que la erogación realizada por Invest-H no ha cumplido con lo proyectado.

Por este caso, el Ministerio Público acusó a Marco Antonio Bográn Corrales y Álex Alberto Moraes Girón, altos exdirectivos de Invest-H, acusados por dos delitos de violación a los deberes de los funcionarios y dos delitos de fraude y quienes guardan prisión por este mega fraude.

Caso en el cual también se imputó a Áxel Gamaliel López Guzmán, por dos delitos de fraude en perjuicio de la Administración Pública a título de cooperador necesario.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *