Hondureña es escogida por el MIT como una de las emprendoras más innovadoras de Latinoamerica

Lucia Gallardo, una joven hondureña nacida en La Ceiba, y quien creció en Tegucigalpa ha sido escogida por el Massachusetts Institute of Tecnology  (MIT) como uno de las 35 talentos innovadores más destacados de Latinoamerica del 2019, menores de 35 años.

Lucia Gallardo recuerda el año 1999, cuando el Mitch golpeaba severamente al territorio hondureño, su familia gestionaba y repartía varias donaciones durante las inundaciones a las familias damnificadas, una actividad en la que Lucia a sus 8  años, junto a sus hermanos también ayudaban,  fue en ese momento en que esa semillita social humanitaria, nació en su corazón.

Lucia Gallardo, una joven hondureña nacida en La Ceiba, y quien creció en Tegucigalpa ha sido escogida por el Massachusetts Institute of Tecnology  (MIT) como uno de las 35 talentos innovadores más destacados de Latinoamerica del 2019, menores de 35 años.

Tuvimos la oportunidad de entrevistarla en Noticias 24/7, con quién mantuvimos una interesante e inspiradora conversación, una mujer con una personalidad autentica que vale la pena escuchar, una emprendedora cuyo éxito reside en la resolución de problemas, y el acceso a la tecnología para todas las personas, en todos los estratos.

Ella estudió en la Escuela Americana en Tegucigalpa, y recuerda que fue el proyecto de fin de año lo que la impulso a profundizar sobre economía y desigualdad social: “yo recuerdo que teníamos el proyecto en el colegio sobre cómo se purificaba el agua, fuimos a la planta de tratamiento y a la salida decidimos darle un toque más humano al proyecto, y paramos en el barrio que estaba al lado de la planta que acabábamos de visitar, y al hacer las preguntas, me di cuenta, que esas personas no tenían acceso al agua potable, me impactó mucho, recuerdo la progresión de emoción en ese momento”, comenta Lucia, recordando ese hecho que impacto su vida.

Y agrega: “desde entonces, yo quería entender cuáles son las condiciones sociales, que nos lleva como país a tener una pobreza cíclica, a los 13 años empecé a leer sobre economía, para entender las inequidades que había en mi país, en Tegucigalpa” puntualizó.

Lucía ha sido panelista, expositora en diferentes foros de emprendimiento digital en Estados Unidos y Canadá.

En el 2009 se mudó a Canadá, empezó a trabajar en el consulado general de Honduras en Montreal, donde trataba mucho sobre temas de migración indocumentada, una experiencia que la llevo a conocer los perfiles de las personas que deciden emigrar, y conectar con varios casos que le ayudaron a entender las situaciones que muchas personas atraviesan cuando toman la decisión de dejar el país.

Fue en el año 2013, cuando Lucia comenzó a estudiar desarrollo económico internacional, en  Macgill University Montreal de Canadá, en esta etapa, ella comenzó a desarrollar propuestas de proyecto enfocados a transformar  esas zonas, comunidades o países donde no hay esperanza, pobreza, y falta de acceso de infraestructura,  buscando modelos de negocios que permitan florecimiento de una economía nueva.

Lucia identifica un problema y busca alternativas para solucionarlo: “mucho tiene que ver con el ambiente natural de la zona y la cooperación comunitaria, donde hay oportunidad mutuamente, donde las personas complementen sus habilidades, donde las personas emprendan, una comunidad se puede ver transformada”.

Lucia visitando un punto de asistencia durante las caravanas de migrantes en Tijauana, México año 2018.

Ella sostiene que cuando las mujeres están empoderadas económicamente, han notado que lleva más oportunidades a una comunidad.

Por vueltas de la vida, Lucía después de terminar sus estudios universitarios en Montreal,  obtuvo un empleo  en una compañía de tecnología artificial, donde pudo conocer más una tecnología que involucra el funcionamiento del cerebro.

Ese empleo termino de allanar su camino al emprendimiento de las tecnologías emergentes, desarrollando un producto, siendo capaz de implementarlo con éxito, hacer eso, la ha llevado a entender la dinámica del uso de la tecnología y como hacerla eficaz, en favor del desarrollo de una sociedad.

Y es así como oficialmente en julio del 2018, Lucia consolida las bases para su emprendimiento tecnológico denominado Emerge: “me interesa mucho experimentar con estructuras de negocios,  con los actuales modelos de negocios hay mucha inequidad. Experimentamos con las tecnologías transformativas, porque es allí, cuando lo podes aplicar a la población que quieres beneficiar”, señala Lucia Gallardo.

Con la caravana migrante, han desarrollado un proyecto de identidad digital, con tecnología emergente, con lo que esperan ayudar a personas que no han tenido un pasado laboral, para que construyan su perfil en línea, todo esto basado en las mismas respuestas que los migrantes han proporcionado durante sus entrevistas, recopilando estos datos podemos explorar sobre ciudades que podrían beneficiarse con la migración, gracias a la data, y gracias a mucha inteligencia artificial.

Tijuana, México, 2018. Caravana de Migrantes.

Lucia Gallardo dice: “Cada circunstancia es diferente en cada país. En el caso de migrantes hondureños, pudimos conectarlos a todo a internet para probar nuestro sistema. En Honduras, existen muchas comunidades donde aún las personas viven sin electricidad ni acceso a internet pero con la caravana, pudimos trabajar con autoridades locales para conectarles y así poder implementar el proyecto, y fue muy productivo para la construcción digital de los perfiles de los migrantes”.

Y agrega: “Para nosotros es importantes tener ese balance entre tecnología e implementación entendimiento contextual donde están implementando el proyecto, nosotros antes de desarrollar un producto tratamos de ponernos en los zapatos de las personas sobre quienes se realiza un proyecto.  Es la manera en que tratamos de solventar problemas, integrando el diseño tecnológico, nosotros resolvemos problemas, y buscamos lo que va a funcionar, en ese contexto”, esto Lucia lo dice con mucha determinación.

Hay una gran diferencia entre inventar e innovación. 

La ambición de lo que estamos tratando de resolver, más allá de dar soluciones reales, se debe considerar el impacto secundario que pudiera tener una acción. La economía para que se desarrolle en una comunidad debe ser colaborativa, teniendo el  entendimiento y conocimiento de la situación.

Lucía nos explica sobre su metodología de trabajo: «Nosotros trabajamos mucho con alianzas estratégicas, en ciertos casos donde identificamos  zonas que se pueden ver beneficiadas por la tecnología,  buscamos aliados estratégicos para impulsar nuestra habilidad de operar como compañía fuera de nuestras fronteras”.

Y lamenta que muchas personas que vienen empezando,  tienen ese proteccionismo, y resalta el valor de las alianzas estratégicas.

¿Cómo llega a seleccionarte el MIT como una emprendedora innovadora?

El Massachusetts Institute of Tecnology (MIT) hicieron una precalificación de 2000 personas en el ámbito de Latinoamérica, y luego se hizo una ronda con 50 jueces, quienes eligieron a solo 35 jóvenes, incluida Lucía.

La clave de Lucía es observar: “a veces perdemos la perspectiva sobre lo que esta alrededor de nosotros, lo importante es entender los problemas que tiene la gente,  creo que podemos tomar un momento, y ver que hay que resolver en nuestras comunidades”.

Finalmente, esta joven de 30 años hace un llamado a la reflexión a los jóvenes hondureños “Bajar la mirada un poco, necesitamos más empatía, entender como las personas interactúan, como serán impactadas con lo que vamos a hacer, como se va a hacer una implementación. Debemos desarrollar nuestra habilidad de resolver problemas.  Ser resiliente.  Yo en las personas valoro mucho las habilidades, su capacidad de ser resiliente, empático, curioso. Debemos escuchar, saber qué es lo que piensa otra gente. Todo esto nos puede conducir al éxito. Muy importante también, tener el sentido de ética, y que tu compás moral nunca sea cuestionado esa es la base de todo”, es el mensaje que le da Lucía a los jóvenes hondureñas que buscan emprender.

Redacción.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


once − 4 =