Honduras en la disyuntiva de salir a trabajar bajo riesgo o encerrarse por miedo al Covid

Captura kattam


Para el empresario sampedrano, Carlos Kattán, dado que ya transcurrieron cuatro meses desde que el Ejecutivo decretó emergencia nacional por la pandemia,la población ya aprendió a comprender las medidas biosanitarias.

“El gobierno ha hecho una campaña mediática de concienciación sobre las reglas de higiene y de relación social para preservar la salud y la vida. Pues ahora que entendemos, porque todos somos adultos, cada quien se tiene que empezar a cuidar, cada quien, a tomar sus propias medidas de control para cuidarse él y cuidar la familia”, manifestó Kattán.

“Pero no podemos seguir con el cuento de que por preservar la salud hay que estar cerrados, porque al final la situación del desgaste económico va a llevar a la mayoría de la población y especialmente la población pobre, trabajadora, aquellos que son emprendedores a una situación de ruina, que les va a afectar también su salud”, señaló.

Eso porque aparte del estés sicológico de no tener dinero para lo esencial como la comida, pago de alquiler, servicios públicos; tampoco tendrán dinero para poder comprar medicinas, expuso el empresario.

“Entonces vamos a caer en una situación de que por el cuento de preservar la salud, deterioramos la misma salud, porque al no tener ingresos, ni poder comprar alimentos, a no estar en un estado emocional equilibrado la gente se va a ver afectada en su propia salud”, remarcó.

Dijo que no se trata de que los grandes empresarios estén forzando una reapertura, sino que la población misma que ya no está respetando los lineamientos “de todas esas conferencias que se dan a diario ¡ya el pueblo no las respeta! Por qué, porque cuando las medidas son injustas, no son las apropiadas el pueblo mismo no las respeta, entonces ya tenemos que empezar a hablar con la verdad y empezar cada quien como personas adultas a cuidarse y cuidar a su familia”, señaló Kattán.

Manifestó que muchos de los que continúan presionando para más cierres reciben sueldo del gobierno, pero para aquella gran mayoría que no lo está recibiendo, o que no puede generar sus propios ingresos el panorama es distinto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.