Honduras cerró con más de 3,000 homicidios en 2021, según SEPOL

DE06F7DD-D011-4902-855A-DCDA675DC043

De acuerdo a las cifras oficiales, Honduras tenía la tasa de homicidios más alta del mundo en el 2011, cifra que se ha reducido en los últimos años gracias al trabajo oportuno de las diferentes instituciones de seguridad del país.

En ese sentido, las autoridades policiales reportaron a través del Sistema Estadístico Policial en Línea (SEPOL), el cierre de la tasa de homicidios del 2021 con un 38.6 por ciento, destacando que se ha logrado hacer una reducción de casi 48 puntos en la tasa de homicidios desde el año 2011.

Las ciudades que registraron la mayor incidencia de homicidios en el 2021 son El Distrito Central en Francisco Morazán, con 481, y San Pedro Sula, Cortés, con 341 fallecimientos por causas de la violencia y criminalidad. Otros municipios con alta incidencia son La Ceiba, Choloma, El Progreso, Olanchito y Catacamas.

Sepol destaca que hubo comunidades de Honduras con cero incidencias de homicidios durante este año, entre ellas San Sebastián (Comayagua), La Libertad (Francisco Morazán), San Francisco de Becerra (Olancho), Potrerillos (El Paraíso), La Alianza (Valle), Ceguaca (Santa Bárbara), entre otros.

Es de resaltar, que del 2011 al 2014 la tasa de homicidio fue bajando considerablemente de los 86.47 a los 69.86; y del 2015 al 2020 se logró contraer estas cifras del 60.02 a 38.67 por ciento, obteniendo constantemente una baja significativa por cada año.

Parte de estos resultados es gracias al trabajo de la institución policial, quien a través de sus funcionarios, ha implementado y desarrollado diversas actuaciones que han sumado a la reducción de muertes violentas, tales como los constantes operativos de saturación, retenes policiales, acciones de investigación y seguimiento de estructuras criminales; así también la implementación de los programas comunitarios de prevención que realizan constantemente los miembros de la institución con otros entes de seguridad y fuerzas vivas de las comunidades.

Aun así, las máximas autoridades de la institución policial tienen presente que el ambiente de inseguridad es latente, en un país que combate día con día con el narcotráfico y el crimen organizado, donde las muertes violentas registradas anualmente son atribuidas en su mayoría, a bandas criminales de alto poder en Honduras.

Por lo que se siguen implementado importantes operaciones a nivel nacional, duplicando esfuerzos en combate al crimen organizado que generan violencia, para continuar mejorando los índices de seguridad en el país.

Asimismo, las autoridades policiales persisten en el fortalecimiento de las capacidades de los uniformados, por medio de cursos y capacitaciones que contribuyen a brindar un mejor servicio policial en beneficio de la población.

De igual forma, se han distribuido a las diferentes Unidades Departamentales y Metropolitanas, la indumentaria y el equipo policial necesario para poner en marcha las nuevas estrategias, con un enfoque que mejora las facultades de prevención y disuasión del delito.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *