Hay un ‘pelo en la sopa’ del PSH: Julio Larios recibe otra denuncia por abuso de poder al interior del partido

Captura julio larios


ACLARACIÓN PÚBLICA

Yo, René Adán Tomé Rosales, Abogado de los Tribunales de la República, manifiesto que el día jueves 4 de febrero de 2021, comparecí junto con varios miembros del Directorio Nacional, del Departamento D-19 organizado en USA, de varios Directorios Departamentales y de varios Directorios Municipales, todos del Partido Salvador de Honduras (PSH), frente al Tribunal de Sentencia de Tegucigalpa, para dar a conocer un Pronunciamiento ante la Vindicta Pública, en solidaridad y apoyo del compañero Comisionado de Policía en retiro Henry Osorto Canales, Secretario de Organización del Directorio Nacional y Presidente del Directorio Departamental de Choluteca, además, de otros honorables ciudadanos como la Comisionada de Policía en retiro y Diputada al Congreso Nacional, María Luisa Borjas, el Capitán del Ejército en retiro Santos Rodríguez Orellana, del Periodista Milton Benítez y del extinto Periodista David Romero Ellner, por haber sido querellados ilegalmente en vista que además de la protección contenida en el Artículo 72 de la Constitución de la República, sobre la libertad de emisión del pensamiento, también los ampara la Ley de Protección para los Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia, que establece el derecho de Difundir, publicar y emitir libremente sus opiniones, informaciones e ideas de toda índole, SIN CONSIDERACIONES DE LIMITACIONES, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística o, por cualquier otro procedimiento de su elección; pero además, en el caso del Comisionado Osorto Canales y el Capitán Rodríguez Orellana, es por represalias por haber denunciado a las altas estructuras del Gobierno, constituidas en redes de crimen organizado, incluyendo al ex Diputado  al Congreso Nacional Juan Antonio Hernández Alvarado, condenado en USA por narcotráfico, hermano del usurpador de la Presidencia de la República.

Dicho Pronunciamiento se hizo en nombre del Partido porque se está atacando directamente al Secretario de Organización del Directorio Nacional y también Presidente del Directorio Departamental de Choluteca, ambos cargos dentro del PSH, por declaraciones realizadas con ocasión de la lucha del Partido en contra de la corrupción y el narcotráfico.

Le informé al Presidente del Partido de la actividad ha realizar, enviándole el documento y explicándole a través de sus dos (2) chats de WhatsApp la estrategia a utilizar, pero por alguna razón él no contestó, este mecanismo es el que siempre hemos implementado por más de cuatro (4) años, desde diciembre del 2016, en más de quince (15) escritos que elaboré en forma ad-honorem y de mi propia iniciativa, entre ellos están denuncias criminales presentadas ante el Ministerio Público, demandas de nulidad e impugnaciones ante el Organismo Electoral competente, recursos de amparo y de inconstitucionalidad ante la Sala de lo Constitucional, una Acusación criminal directa ante el pleno de la Corte Suprema de Justicia y una denuncia ante el Tribunal Superior de Cuentas.

Que este pronunciamiento lejos de afectar al PSH más bien lo beneficiaba porque abogamos por la justicia, el cumplimiento de la Constitución de la República y las leyes y además, atraía al Partido las muchísimas simpatías de estos líderes de oposición reconocidos ante el pueblo hondureño por su valentía.

Por otro lado, es importante dejar constancia que el Poder para Pleitos conferido a mi persona se hizo sin ninguna remuneración, es decir, que era ad-honorem, que el Presidente del PSH lo podía revocar en cualquier momento, sin necesidad de ninguna explicación, al igual que yo como apoderado también podía renunciar del mismo; sin embargo, es lamentable esta situación promovida por Julio Larios como Secretario de Estrategia y Campaña, solo para protegerse él que no lo fuera a descubrir y denunciar por las arbitrariedades que está cometiendo dentro del Partido, al pretender por su ambición de poder, manejar él solo toda la organización del PSH bajo la dirección del Presidente, sin advertirle que esa conducta es declarada punible en la Constitución de la República, por ser ilegal y antidemocrático, al marginar a la autoridad central del Partido como es el Directorio Nacional, de sus atribuciones y competencias, para mantener de facto las actuales autoridades provisionales y que no se realice el proceso interno de elección de las nuevas autoridades, mediante las Asambleas respectivas, y además, pretender hacer de dedo la selección de los candidatos que conformarán la planilla presidencial, las planillas de Diputados al Congreso Nacional, al Parlacen, y a las Corporaciones Municipales, para participar en las elecciones generales, tal como lo hacen los partidos de maletín, calificándose esta omisión negligente o dolosa, como actos de corrupción que pueden comprometer al Ingeniero Nasralla como Presidente del PSH, al estarse violando los Estatutos del Partido, la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas y la misma Constitución de la República, al impedir o limitar la participación de la militancia del Partido en la vida política del país, conducta castigable con pena hasta de seis (6) años de reclusión.

Por último, es necesario mencionar que nuestra convicción es luchar por la defensa de la Constitución de la República y el restablecimiento de su efectiva vigencia, por el sostenimiento de la República con sus tres poderes constituidos, complementarios e independientes y sin relaciones de subordinación, por la libertad del pueblo hondureño como soberano, en compañía de líderes con vocación democrática o unidos únicamente con la mayoría del pueblo.

 

Tegucigalpa, municipio del Distrito Central, 8 de Febrero del 2021.

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.