Hallazgos ASJ: Sobre valoración de 14 millones de dólares en compra de hospitales móviles

recorte clor informe ASJ

El Gobierno de Honduras decide comprar siete hospitales móviles con todo su equipo, con la idea de instalarlos en las diferentes regiones del país más afectadas por COVID-19, los cuales llegarían al país aproximadamente tres meses después de su compra.

Esta compra es la más preocupante de todas. Los equipos de ASJ cotizaron los mismos hospitales directamente con la empresa manufacturera (TNR Prefabrik) a la que INVEST-H los compró, a un precio de USD 2 millones menos y con otra empresa (Turmak), se cotizaron hospitales muy parecidos por casi USD 4 millones menos cada uno (para 91 camas), lo que muestra fuertes indicios de sobrevaloración.

No existe muestra alguna que el Gobierno o INVEST-H haya consultado con expertos médicos e ingenieros para determinar si era mejor comprar siete hospitales móviles que llegarían al país en tres meses mínimo o la posibilidad de construir alas nuevas y permanentes en los hospitales públicos del país y equiparlos con lo necesario, haciendo uso de los USD 47,462,500 (aproximadamente L 1,186 millones) que se emplearon para la compra de los hospitales móviles de acuerdo al siguiente detalle: • Tres hospitales móviles de 91 camas por USD 23,850,000.00 • Cuatro hospitales móviles de 51 camas por USD 23,000,000.00 • Siete plantas de tratamiento de desechos médicos por USD 612,500.00.

ASJ encontró serias deficiencias en análisis e investigación previo a las compras. INVEST-H realizó la compra de estos hospitales móviles sin un precedente de análisis con expertos ni con una decisión consensuada con las autoridades de Salud. La secretaria de Salud, Alba Consuelo Flores, consta que no aprobó ninguna de las compras hechas por INVEST-H.

La justificación de esta compra era la urgencia por descongestionar los establecimientos de salud para atender la pandemia y otras patologías. Hoy, 7 RESUMEN EJECUTIVO aproximadamente a 90 días de la compra, el proceso aún no ha concluido, aunque el proveedor se comprometió a entregar en un plazo de 45 a 55 días a partir de la fecha de emisión de las órdenes de compra.

En los envíos por vía marítima existe ya un retraso de alrededor de 35 días en la entrega de los primeros dos hospitales y 21 días en la entrega de los cinco hospitales, sin tener penalidad alguna por ello, por lo que la necesidad no se ha podido satisfacer de forma eficiente y oportuna.

No hay evidencia de una estrategia integral para atender la emergencia nacional sanitaria. Tampoco existen documentos que registren o justifiquen que la compra de los hospitales móviles surja de una planificación estratégica de atención de la emergencia nacional o un plan básico de compras o priorización que establezca qué comprar, en qué cantidades y para quiénes.

En esta compra no se demuestra la existencia de un diseño y especificaciones técnicas elaboradas por especialistas médicos. Según documentos del proceso, las especificaciones fueron diseñadas por el equipo de trabajo de INVEST-H, tal como se detalla en un correo electrónico de fecha 20 de marzo de 2020 que fue remitido por INVEST-H a UNOPS, solicitando apoyo para realizar la compra y en el cual se adjunta un listado de especificaciones con el fin de adquirir un hospital de 90 camas y cuatro hospitales de 50 camas. Sin embargo, para esa fecha ya se había realizado la primera compra a la empresa ELMED Medical Systems, Inc., dba, HospitalesMoviles.com de dos hospitales, según orden de compra emitida en fecha 18 de marzo. Además, no se certifica que el equipo de INVEST-H fue conformado o apoyado por especialistas o por la mismo UNOPS.

Las órdenes de compra emitidas no detallan qué fue lo que se compró además de los hospitales móviles (tipo contenedores) y las plantas de tratamiento de desechos médicos descritos. Dichos documentos no especifican qué equipos adicionales incluyen, marcas, cantidades, calidad, características técnicas y costos.

INVEST-H emitió el 18 de marzo de 2020 una primera orden de compra para adquirir dos hospitales móviles, pero posteriormente emite una segunda orden con fecha 02 de abril de 2020 incluyendo además de hospitales, las plantas de tratamiento de desechos.

No se demuestra quién tomó la decisión o por qué, ni la participación de la SESAL en esta decisión, lo que refleja que no hubo claridad suficiente en el requerimiento de la necesidad desde el inicio del proceso y, por lo tanto, no se brindó información clara y oportuna a todos los proveedores.

La solicitud de compra no incluye detalles esenciales como la asignación presupuestaria estimada o estructura creada. En un cruce de correos se menciona de forma general que se asignan fondos nacionales del fideicomiso de infraestructura por un monto de L 950,000,000 (equivalentes a USD 38 millones de dólares), lo que revela que al momento de emitir la primera orden de compra no se contaba con todos los fondos disponibles para hacer frente al requerimiento, poniendo en riesgo el proceso, la necesidad a satisfacer y la credibilidad como país al momento de solicitar una compra a nivel internacional.

El Estado debe erogar más recursos para el transporte de los bienes a su destino final, cuando dicha responsabilidad la pudo contraer ELMED Medical Systems, Inc., dba, HospitalesMoviles.com dentro de los montos millonarios adjudicados. Otro de los costos adicionales que deberá asumir el Estado de Honduras, además del transporte, es la preparación del área de instalación y construcción de planteles, la logística para llevar los sistemas al sitio de instalación junto con herramientas, maquinaria y asistencia de personal técnico, así como la operatividad de los hospitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 3 =