Haití busca víctimas de la explosión de camión de combustible que mató a 60 personas

1119317503_0_285_3134_2048_1920x0_80_0_0_56dc8347383846720a682a8b36b456c1

Las autoridades haitianas buscaron el martes a las víctimas de la explosión de un camión de combustible en la ciudad de Cap-Haitien que mató al menos a 60 personas, en medio de informes de que residentes cercanos habían intentado sacar combustible del vehículo antes de que explotara.

Cientos de personas permanecieron el martes en el lugar de la explosión del lunes por la noche, incluidos vecinos conmocionados que buscaban a sus seres queridos en medio de casas destruidas, así como personas que intentaban desmantelar los restos carbonizados del camión como chatarra.

«Estoy muy preocupado por la cantidad de personas que murieron», dijo Justorme Louis Fils, de 64 años, que vive cerca del lugar de la explosión. «Puedo identificar algunas de las casas de personas que conozco, pero no puedo identificarlas entre las víctimas».

El camión se había volcado mientras intentaba evitar atropellar una motocicleta, dijo.

El periódico haitiano Le Nouvelliste citó a Patrick Almonor, de la comisión municipal de Cap-Haitien, diciendo: «Los residentes locales acudían en masa al camión cuando ocurrió la explosión».

La grave escasez de combustible en los últimos meses ha dejado a muchos haitianos desesperados por asegurarse el suministro de gasolina.

Más temprano, los rescatistas cargaron los cuerpos cubiertos con sábanas blancas en camiones para que se los llevaran. La explosión dañó casas y tiendas cercanas y destruyó motocicletas y automóviles.

El primer ministro Ariel Henry visitó el Hospital Universitario de Justinien, donde la mayoría de las víctimas están siendo tratadas.

«Nos entristece que tanta gente haya resultado herida y tanta gente muerta», dijo Henry en una conferencia de prensa.

La funcionaria del Ministerio de Salud, Laure Adrien, dijo que cuatro personas murieron en el hospital a causa de sus heridas y que 15 personas fueron trasladadas a otras instalaciones. Aún no se conoce el número total de muertos, dijo.

Una coalición de pandillas bloqueó terminales de combustible durante casi un mes a partir de octubre, lo que provocó una escasez generalizada de gasolina y diésel que obligó a cerrar muchas empresas.

El mes pasado, las pandillas levantaron el bloqueo, pero muchos haitianos dicen que todavía tienen dificultades para encontrar combustible. El gobierno anunció la semana pasada un aumento en el precio del combustible debido al gasto de los subsidios existentes.

Las pandillas se han vuelto más poderosas desde el asesinato en julio del presidente Jovenel Moise, que creó un vacío político y permitió a los grupos criminales expandir su territorio.

Haití también sufrió un devastador terremoto en agosto que mató a más de 2.000 personas y destruyó viviendas en la península sur del país.

Fuente Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 − cinco =