Hacia la última semana de marzo podría llegar la vacuna para el pueblo hondureño

  • Eso por parte de las que fueron compradas bajo el mecanismo Covacs, manifestó la ministra de Salud Alba Consuelo Flores.

  • También, después de la fiesta de Fin de Año, la ministra cuenta siete días más para una ‘gran explosión’ de casos por Covid, lamentablemente.

La Secretaría de Salud hace diligencias coordinas a nivel centroamericano para lograr obtener otro lote de vacunas, cofirmó la ministra Flores.

“Por otra parte estamos también estamos haciendo otro tipo de negociación con otras empresas como Pfizer, para ver si hay posibilidades que también se le venda a Honduras, hemos estado hablando con varios ministros de Centro América, porque si bien es cierto Costa Rica, que es el país al que le ha estado llegando son cantidades muy mínimas”, aseguró la funcionaria.

“No son cantidades que pueden solventar una situación difícil como la que estamos viviendo. Entonces nos hemos estado reuniendo todos estos días los ministros de Centro América, para ver si esta empresa Pfizer nos puede favorecer con la venta de una cantidad que nos pueda ayudar mientras llegan las otras que va a comprar el Seguro Social”, agregó

Sin embargo de lograr el sí, de inmediato se encuentra con otro problema adicional y cómo ponerse al día con la cadena de frío que exige ese producto.

“Pero nosotros nos hemos informado, hay muy pocas líneas aéreas que puedan trasladar toda esta logística, los refrigeradores que demanda una temperatura de -70 grados, porque es que no tiene Centro América y las líneas aéreas que si pueden realizar esos traslados, están ocupadas abasteciendo a los países bastante desarrollados”.

Algo más es que por más que se habla bonito de “X” o “Y” vacuna, la verdad que ninguna le asegura nada porque el tiempo, la emergencia está demandando ese producto para ayer, así que de nuevo lo mejor es que sigamos protegiéndonos nosotros mismos, cada quien que haga su parte que le corresponde practicando las medidas de bioseguridad.

#Ninguna de estas vacunas han sido realmente certificadas, son vacunas que se están vendiendo de emergencia, que todavía estas empresas no nos pueden decir cuánto va a ser el tiempo que la población va a estar inmunizada una vez que se vacune”.

Y eso solo para hablar de los más simple, porque hay que ver también, que no hay garantía plena acercad de las reacciones que se pueda tener a corto, mediano y largo plazo, de forma tal que el mundo entero en este momento está sirviendo de ‘conejillo de indias’ para lo que salga, pero resulta comprensible a la vez.

LA FIESTA DE DESPEDIDA DEL AÑO PODRÍA CONVERTIRSE EN LA DESPEDIDA DE ESTE MUNDO

Mientras la vacunas llegan y la pandemia ‘sienta sus reales’,  oscuros presagios se ciernen sobra la población hondureña que así como que ‘no le cae el veinte’ se dispone a celebrar dicen muchos, pero que la frase bien se pude cambiar por ‘se dispone a contagiarse’ en la despedida del año.

“O sea estamos hablando de la primera semana de enero, esa semana vamos a tener los hospitales colapsados y después que va a pasar, a buscar los culpables, porque cuando empezamos a ver los hospitales colapsados entonces se empiezan a buscar culpables, ‘que porque tenemos los hospitales colapsados’, qué por qué no hacemos esto, qué por qué no hacemos lo otro’; entonces ahí hay dos factores, los que ingresan muy enfermos y los que están buscando los culpables, pero al final nosotros somos los responsables de esto”, expuso la funcionaria.

“Si este 31 decidiéramos reunirnos solo con el núcleo familiar le puedo asegurar que evitaríamos cuantos contagios, evitaríamos cuantas muertes, porque hay un tema muy importante y en esto la población tiene que reflexionar, a veces uno se contagia con el virus y no presenta síntomas, entonces se confía, pero va y lo lleva a la persona vulnerable y eso es lo que estamos hablando con los jóvenes, le s hemos dicho ‘mire, usted tiene que tener cuidado porque o lo lleva o lo trae a su casa”.

Y allí es donde están las personas mayores, generalmente los papás, los abuelos que generalmente son débiles ante esta enfermedad y no la soportan y se mueren, expuso la ministro y es lo que se ha visto en todo el mundo.

“Pero el creer que porque estamos jóvenes no nos vamos a infectar y sí hay un alto contagio de jóvenes, las estadísticas están diciéndonos que hay más de un 40% de jóvenes infectados y éstos van y vienen a los hogares y contagian a las personas adultas”, la ministra lamentó la falta de conciencia de parte de los jóvenes con respecto a la pandemia.

“Nosotros por ejemplo estamos viendo países que se están cerrando completamente, volviendo al confinamiento y nosotros estamos viendo los medios de comunicación sobre esta situación y esto pudiera conducirnos a que nosotros también lleguemos a tomar esa medida porque no va a quedar otra alternativa y esto sería grave, porque nosotros venimos de un confinamiento bastante largo donde la economía salió bastante afectada”, esto es algo que sin duda todos los hondureños lo han sentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *