Guimarães: La importancia de la Misión no está en la persona del jefe sino en la Misión misma

Antes de partir hacia Washington en un viaje por tres días para presentar su último informe semestral ante el Secretario General, Luis Almagro, Luiz Guimarães Marrey, aseguró que la Maccih está muy fuerte.

La Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), se encuentra a escasos días de quedarse  una vez más sin su Vocero, pues el 30 de junio vence el contrato que Guimarães tiene con la OEA.

Antes de salir rumbo al aeropuerto de Toncontin Guimaraes le dió un espacio al periodista Élan Reyes Pineda de Canal 6 donde más que una entrevista revela sus posiciones ante el actuar de la justicia hondureña y el trabajo de la Maccih.

“El tiempo pasa rápido cuando la persona está trabajando, entonces esto se va a terminar el 30 de junio; pero la situación principal no es la persona, el jefe de la Misión. La Maccih está muy fuerte de manera institucional, tiene un equipo muy bueno de internacionales y también de hondureños y creo que voy a hacer lo mejor hasta el último día, pero el trabajo va a continuar fuerte”, dijo Guimarães.

Para quienes critican el trabajo que ha hecho la Maccih, al considerar que tropieza contra un muro en la Corte Suprema de Justicia, dijo que si era tan fácil porque no habían hecho antes antes. “La misión hace la colaboración activa con el Ministerio Público. Muchas veces dicen ¡nooo! es necesario presentar casos mayores; entonces yo les contesto, que si estos casos que presentamos, eran tan fáciles de hacer, entonces por qué no los habían presentado antes”, se preguntó Guimarães.

Resaltó que el trabajo de la Maccih es un proceso, que no se hace de una sola vez. “Porqué es importante; es el dejar un legado aquí en Honduras, de la cultura de combate a la corrupción, la educación de combate a la corrupción con los jóvenes, para cambiar la situación del país”, informó.

Evitó hacer críticas hacia las instituciones de justicia hondureñas y por el contrario se refirió al trabajo de colaboración y coordinación para mejorar los sistemas investigativos y judicial para que se pueda contar con mejor éxito en las Cortes.

“Creo que estamos haciendo cambios, estamos ayudando a Honduras, por ejemplo. Hay dos temas que creo son importantes: La Ley de Colaboración Eficaz, que todos los países de América Latina la tienen, no hay razón de porqué no. Y también la sugerencia que hiciéramos de dar a los jueces y magistrados las mismas garantías a nivel constitucional que sus pares latinoamericanos”, eso para garantizar la independencia.

Consideró que no hay Estado de Derecho sin un Poder judicial totalmente independiente. “Esto depende del sistema que se ha adoptado, no de las personas; los sistemas políticos y jurídicos tienen que ser adoptados a prueba de crisis”, refirió Guimarães.

En cuanto a la independencia de Poderes que la Maccih puede percibir, reconoció que hay muchos rumores; pero también que han presentado sugerencias. “Porque vemos que sería mejor adoptar un sistema que sea más claro, más sólido”, consideró necesario apoyar la carrera de la magistratura, porque no es conveniente que un juez al dejar su cargo regrese a litigar, más delante de nuevo como juez, lo mismo que de la fiscalía.

En cuanto a la magnitud de la corrupción en Honduras consideró que es difícil dimensionarla, pero sí le llamó la atención la operatividad que encontró y que denominó como “corrupción a cielo abierto”, que más por su alcance, es por la despreocupación de esconder las evidencias, lo que dice en si misma del volumen y normalidad de su accionar.

Guimarães Maccih independencia poderes


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*