Gobierno refuerza acciones de ayuda humanitaria para los migrantes irregulares que llegan al país

Autoridades de la Fuerza de Tarea de Atención al Migrante visitaron hoy el punto fronterizo de Cifuentes, en Trojes, El Paraíso, con el fin de reforzar la ayuda humanitaria que se brinda a los migrantes irregulares que ingresan a territorio hondureño.

Y es que en los últimos meses centenares de migrantes irregulares, en su mayoría haitianos y cubanos, entre adultos y niños, han sido asistidos en la zona fronteriza con Nicaragua.

En ese punto, autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) están recibiendo unas 200 personas al día. Del total el 47 % son haitianos y el 42% cubanos.

Atención  interinstitucional

En ese lugar de manera permanente ha estado presente el personal del Instituto Nacional de Migración (INM), Secretaría de Estado en los Despachos de Gestión del Riesgo y Contingencias Nacionales (Copeco), la Policía de Fronteras, la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), Cuerpo de Bomberos y Médicos Sin Fronteras.

En Cifuentes y Mata de Guineo, aldeas adonde están llegando los migrantes, se han instalado carpas de asistencia, donde se les proporciona agua, jugos, kits de higiene para mujeres y hombres, kits para niños y bebés, kits de bioseguridad y medicinas, entre otra ayuda.

La primera dama, Ana García de Hernández, encabezó la comitiva que visitó la zona fronteriza, por iniciativa del presidente Juan Orlando Hernández, con la finalidad de dialogar con los equipos interinstitucionales y las autoridades locales en aras de unir esfuerzos a favor de los migrantes.

«Ante el incremento de los migrantes en esta zona se ha instalado un equipo para apoyarles con asistencia médica y servicios migratorios, pues se ha duplicado el número de migrantes irregulares en el país», dijo García de Hernández.

Además, con el apoyo de la Fundación Alivio del Sufrimiento (FAS) se les ofrece albergue mientras deciden retomar su ruta migratoria hacia otros países de tránsito, ya que su fin es llegar a los Estados Unidos.

«La migración es un derecho humano y Honduras tiene el compromiso de brindarles asistencia. Como parte de las acciones se les presta asistencia y protección», dijo la esposa del mandatario hondureño.

Otros puntos

En Choluteca, que es otra zona de ingreso de migrantes irregulares, también han sido reforzadas las acciones de asistencia humanitaria.

En este lugar se amplió el Centro de Atención al Migrante Irregular, así como las áreas de Atención.

En lo que va del año, el Sistema de Control Biométrico Migratorio de Honduras ha procesado a más 9.300 migrantes en los puntos fronterizos del oriente, sur y Tegucigalpa.

La delegación con mayor flujo es la que se ubica en la sureña Choluteca, con un 66 %, mientras que en la zona oriental Trojes registra un 32 % y Tegucigalpa un 2%.

«Como país que es respetuoso de los Derechos Humanos seguiremos asistiéndoles de la mejor manera», concluyó García de Hernández.

Casa de Esperanza

De manera posterior, la Fuerza de Tarea se trasladó al sector de Guayabillas, donde se visitó el Centro Casa de la Esperanza, espacio habilitado gracias a un convenio firmado entre el INM y la Fundación Alivio del Sufrimiento (FAS).

El espacio está acondicionado para que los migrantes puedan descansar en dormitorios para unidades familiares, hombres y mujeres por separado.

También tiene duchas, áreas recreativas y en el lugar los migrantes reciben además atenciones médicas.

Los migrantes que se encuentran en Cifuentes y Guayabillas agradecieron de manera espontánea a las autoridades del Gobierno por ofrecerles atención y seguridad, ya que han sido víctimas de extorsión y robo en la ruta migratoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =