Gobierno de El Salvador decreta estado de emergencia sin aval del Congreso

El gobierno del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, decretó la noche del sábado estado de emergencia argumentando la necesidad de frenar los contagios por coronavirus, pero sin contar con el necesario aval del Congreso, desatando críticas por la presunta “inconstitucionalidad” de la medida.

De esta manera, se extiende por 30 días una ley de emergencia para enfrentar la epidemia, que luego de una prórroga en abril, terminaba su vigencia a la medianoche del domingo. El Congreso tenía programada su discusión para una posible extensión el lunes por la tarde.

Ministros del gobierno de Bukele alegaron que existe “riesgo” de propagación del virus y se acogieron a una ley de protección civil que permite al mandatario decretar la emergencia si el Congreso no puede sesionar.

La medida generó de inmediato cuestionamiento sobre su legalidad y acusaciones de diputados de oposición de que Bukele está excediendo sus facultades como presidente.

La Fiscalía General respondió la madrugada del domingo que no se cumplen las condiciones para decretar la emergencia bajo la ley de protección civil y anunció que presentará una demanda de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema.

“Todos los Presidentes en la historia democrática de nuestro país, han tenido la facultad de declarar Estado de Emergencia y la han ejercido, sin aprobación legislativa”, escribió Bukele en su cuenta de Twitter el domingo.

“¿Se le impedirá por primera vez, a un Presidente, ejercer esa facultad vital del Sistema de Protección Civil?”, añadió.

La medida amplía por 30 días la suspensión de clases, el tránsito en zonas afectadas por la pandemia, limita la concentración de personas y autoriza el manejo discrecional de fondos y compras para atender la emergencia.

“¿Qué haría un autócrata si el Congreso no le aprueba una ley? Dictaría un decreto. Eso acaba de hacer el joven caudillo salvadoreño (Nayib Bukele) con el estado de emergencia. Otro grave retroceso”, escribió en su cuenta de Twitter el director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch, José Vivanco.

El Salvador registra 27 muertes y un total de 1,338 casos de COVID-19, la enfermedad producida por el coronavirus surgido en China a finales del año pasado, que ha infectado a más de 4.6 millones de personas en todo el mundo y dejado más de 310,000 muertos.

Fuente Reuters.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


17 − 16 =