Fútbol hondureño listo para ser goleado por el Covid-19, puede más la emoción que la salud personal

Foto Noticias 24/7


El pasado 3 de agosto las autoridades del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager), encabezado por el ministro de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Max Gonzales, aprobaron el protocolo presentado por la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de Honduras (Fenafuth), para el retorno “seguro” y gradual del 20 por ciento de aficionados a los estadios del país para partidos de la Liga Nacional y eliminatorios para el mundial FIFAQatar 2022.

Prometiendo que sería sin venta de bebidas alcohólicas, sin presencia de menores de edad y advirtiendo sanciones por incumplimiento de las mismas.

En ese sentido el secretario de la Liga Nacional, Salomón Galindo, manifestó que para dicha apertura contarían con un protocolo de bioseguridad, en el que se guardarían todas las medidas necesarias. Así como resaltó el compromiso de los clubes en garantizar el respeto a los protocolos.

La alegría de unos es la tristeza de otros.

La Federación de Honduras junto a la Liga Nacional y Sinager en la conferencia de prensa donde anunciaron la reapertura oficial a los partidos de fútbol/ Foto Hondudiario.

Mientras la Liga anunciaba con bombos y platillos el regreso de los aficionados a los estadios, los médicos anunciaban el incremento de casos positivos a nivel nacional, pidiendo al gobierno establezca restricciones para garantizar la salud de las personas.

La presidenta de la Coalición de Médicos en Acción de Honduras (Comah), Monserrat Arita, se pronunció en contra y manifestó “no es correcto” que Sinager haya autorizado el ingreso de aficionados a los estadios, "porque el país está ante la saturación de servicios de salud en este momento”, apuntó.

Doctora Monserrat Arita presidenta de la Coalición de Médicos en Acción de Honduras (Comah)/ Foto Tiempo.

Asimismo, recalcó que los intereses de país deben estar primero, sobre los intereses económicos de cualquier sector o gremio.

Doctor Carlos Umaña.

El doctor, Carlos Umaña, presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), de San Pedro Sula, explicó que el problema no solo es el ingreso de los aficionados, sino que es la aglomeración de personas que hay especialmente a la salida de los estadios, donde se pierde totalmente la disciplina.

También, enfatizó que hasta que el esquema de vacunación no este completo, no se puede aperturar eventos de ese tipo. “Definitivamente no es favorable abrir los estadios en este momento, recordemos que hay menos de 4% de la población elegible con dos dosis y falta mucho, mucho tiempo para que la mayoría de hondureños tengan el esquema completo”, agregó.

Como parte de los compromisos se prohibió el consumo de bebidas alcohólicas en los partidos/ Foto revista Diez.

Por otra parte, recalcó que pese a que las bebidas alcohólicas se prohíban en los estadios, siempre van a haber clandestinas y habitualmente cuando ya hay personas ingeridas de alcohol, se pierde cualquier medida de bioseguridad.

Promesas vacías.

El torneo de apertura dio inició el sábado 7 de agosto con dos partidos, en el estadio Olímpico Real España recibió al Victoria y el Vida enfrentará a Lobo UPNFM en la Ceiba.

Foto Diario La Prensa (Partido Vida y UPN) inexistentes medidas de bioseguridad.

En el caso del encuentro entre el Vida y UPN se incumplieron totalmente los protocolos de bioseguridad, y se pudo apreciar personas sin mascarillas y menores de edad, cuando eso estaba prohibido, por lo que según el doctor Carlos Umaña, si la situación sigue así, será un "desastre epidemiológico".

Foto RVH, en el partido Vida vs UPN se observó ingreso de menores de edad y personas sin mascarillas.

"Muchas violaciones a los protocolos de bioseguridad en los partidos de la Liga Nacional... pérdida distanciamiento y aglomeraciones, niños y personas sin mascarillas; en fin, así serán eventos que traerán aumento en los contagios, sino se supervisa adecuadamente", advierte Umaña.

De la misma forma, se repitió en el partido entre Olimpia y Real España, debido a que se abarrotaron las gradas de sol este y no hubo distanciamiento, evidenciando que no se está cumpliendo con lo prometido.

Las cifras no mienten.
La cifra de muertes por coronavirus en Honduras desde el comienzo de la pandemia, en marzo de 2020, puede ascender a más de 16.800 víctimas, es decir 8.900 más que las registradas oficialmente, asegura el presidente de la Asociación de Funerarias del país, Edwin Lanza.

Según datos recientes proporcionados las Funerarias de Honduras, al menos 40 entierros por coronavirus se registran a diario en Honduras, además reportan un incremento de defunciones en departamentos donde antes no lo había.

Foto EFE.

Para los médicos las variantes ya circulan en el país, incluida la delta, que aunque no se ha confirmado científicamente, no descartan su presencia en el territorio.

En ese sentido, el doctor Homer Mejía, de la Unidad de Vigilancia de Salud, plantea que “el incremento de contagios y el número de muertes sigue elevándose, por lo que se le pide a la población que tomen las medidas de bioseguridad con seriedad y responsabilidad, usar la mascarilla al salir, evitar lugares con aglomeraciones, mantener el distanciamiento físico y lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón; aunque estén vacunados”, advierte.

El mundo a confinamiento, Honduras a fiesta.

Foto El Tiempo.

Mientras el mundo regresa al confinamiento o toma medidas estrictas contra el coronavirus, en Honduras se hace lo contrario.

En esta semana la ciudad de Nueva York anunció que va a requerir una prueba de vacunación contra covid-19 para toda persona que quiera comer en el interior de un restaurante, entrar a una sala de conciertos o usar un gimnasio, entre otras cosas.

Por otro lado Australia y China están nuevamente encerradas. Los sistemas de salud de Malasia, Tailandia e Indonesia están abrumados. Y países como Fiji, nación insular del Pacífico que el año pasado solo había informado un poco de casos, ahora están luchando contra grandes brotes.

Honduras es el país de Centroamérica que presenta los índices de inmunización más bajos. Hasta el momento solo el 4% de su población meta vacunada completamente y la mayoría de las vacunas han sido donadas por mecanismos extranjeros, no compradas por el Estado.

Según los médicos al país le esperan muchos contagios de covid para el futuro, debido a pésimas decisiones que están tomando las autoridades en este momento, como la apertura de los estadios la cual no va acorde el repunte de casos que está sucediendo en este momento en el territorio hondureño, más la latente amenaza de la variante Delta, solo genera un mal augurio para la tan golpeada Honduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.