Funcionarios hondureños verifican en Guatemala limpieza en el río Motagua

La desembocadura del río está limpia en más de un 70% en comparación al 2015, se espera alcanzar una limpieza del 100% con la instalación de una barda industrial en noviembre próximo.

Cincuenta biobardas instaladas a lo largo de los 463,5 kilómetros de la cuenca del río Motagua han reducido la contaminación que los desechos y la basura de esta nación centroamericana ocasionaban en las costas hondureñas.

Las labores de limpieza fueron constatadas por una delegación del Gobierno hondureño, encabezada por la comisionada Presidencial del Río Motagua, Liliam Rivera, y el titular por ley de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente, Elvis Rodas, quienes se trasladaron a Guatemala para verificar las acciones que ambos países han coordinado para reducir el impacto ambiental por la contaminación de este río provoca en Honduras.

La delegación de Honduras fue recibida por el viceministro de Ambiente de Guatemala, Otoniel Barrios, con quien realizaron un recorrido aéreo de aproximadamente 60 kilómetros sobre el río Motagua, descartando que esta cuenca esté trasladando desde Guatemala toneladas de basura a las playas hondureñas.

Durante el sobrevuelo las autoridades de ambos países pudieron constatar que la cuenca se encuentra libre de acumulación de desechos, ya que estos han sido retenidos por las 50 bíobardas que se han instalado a lo largo de la misma.

Posteriormente se trasladaron en lancha para verificar las acciones de retención y limpieza que se hace de forma permanente en la desembocadura del río, a fin de evitar que los desechos ingresen a la playa y se acumulen en las costas hondureñas como ocurrió en 2015.

bíobardasGuatemalainspección limpiezaRío Motagua