Honduras N247 13 De Junio (33)

¿Funcionará segundo intento de copia de Plan Bukele?

Escepticismo y expectativas generan las medidas adoptadas por el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad (CNDS) orientadas a frenar la criminalidad en Honduras.

El plan contempla 14 rigurosas medidas. Una de las primeras medidas fue el anuncio de  la intervención inmediata de los municipios con mayores niveles de criminalidad en el país por parte de la Secretaría de Seguridad, Secretaría de Defensa y la Policía Militar del Orden Público (PMOP).

Sin embargo, las medidas aunque “pretender dar un aliciente de tranquilidad a la población”, no son del todo razonable para el analista Raúl Pineda, que considera  que las directrices  “son desconocimiento de la realidad del país”.

Para el caso una de las medidas contempla  que el Congreso Nacional  (CN)deberá reformar el Código Penal, para que las personas que pertenezcan a maras, pandillas y bandas del crimen organizado que cometan crímenes de sicariato, narcotráfico, extorsión, secuestro, tráfico de armas, asociación ilícita y el lavado de activos relacionado con estos delitos, sean calificadas como terroristas.

 En ese sentido, Pineda expresó que calificar de terroristas a los pandilleros se hizo desde el año 2017 cuando se reformó la ley de financiamiento del terrorismo.

Enfatizó que  “están ofreciendo algo que ya se hizo. Ni Naciones Unidas ha definido el tipo penal de terrorismo porque la motivación de este delito es política”.

Asimismo calificó como “error” que se hiciera pública la información de 16 personas con solicitud de extradición. En relación a estas acciones expresa que lo exististe claramente es un comegente de “populismo político” usado para fines electorales y no enfocados en “reducir los índices de delincuencia.

Pineda tajantemente piensa que lo que se esta haciendo “ es una mala copia de lo ejecutó el presidente de El Salvador, Nayib Bukele y lamentablemente no van a generarse los resultados que demanda la sociedad hondureña”

También Kenneth Madrid, abogado penalista expresó que las acciones no provocarán un  mayor impacto “porque son más reactivas y no precisamente para prevenir el delito”.

El experto manifestó que mientras el país mantenga una tasa de impunidad del 95 % todo lo que se haga “no garantizará el éxito de los operadores de justicia.

Expectativa 

Por su parte el empresario Allan Macoto, mantiene buenas esperanzas en que el plan pueda arrojar buenas medidas.

“Siempre y cuando hayan resultados esperados estamos contentos con este tipo de acciones” señaló.

Agregó que cuando se dio el primer intento de implementar la copia de lo que se estaba haciendo en El Salvador “fuimos atacados al decir que esperábamos que no fuera una copia barata”.

A su vez expresó que tanto empresarios y la población esperan el cumplimiento de las promesas de campañas relacionadas a la seguridad del país, porque “hasta el momento no se ha visto nada”.

Deja tu comentario