Fuertes olas de calor en EEUU están afectando unas 110 millones de personas

Al menos 110 millones de estadounidenses tendrán que enfrentar temperaturas por encima de los 90 grados mientras que más de 20 millones experimentaron temperaturas por encima de los 100 grados.

Las inquietudes también aumentan mientras el calor, la baja humedad y los fuertes vientos recrean las condiciones ideales para los incendios forestales. Cantidades extraordinarias de vapor provenientes de importantes represas, lagos y ríos causados por el calor constante ha dado como resultado que peligren los suministros de agua y energía, provocando el llamado de muchos operadores de energía en varios estados a que los residentes reduzcan el consumo.

Los meteorólogos exhortan a cada uno de los que se encuentran bajo alertas de calor que se mantengan en interiores, busquen la sombra, tomen agua y estén pendientes de sus vecinos quienes puedan necesitar asistencia debido al peligroso calor.

El calor extremo tiene una fuerte correlación con las altas temperaturas provocadas por el cambio climático. Las olas de calor están durando más y tienen mayor intensidad, y las temporadas de incendios forestales en el oeste del país han experimentado un incremento de acres quemados.

El desierto Death Valley, en California, registró este martes una temperatura máxima de 124 grados Fahrenheit, convirtiéndose no solo en el punto más caluroso de Estados Unidos, sino probablemente en uno de los más calientes -o el más caliente- del planeta.

Fuente: Noticias Telemundo 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − once =