Fuerte denuncia contra Grupo Karims en México: “Nos usaron como conejillos de india”

A través del periódico digital cronica.com.mx un empleado de esa empresa dijo que les hicieron firmar un documento exonerando de toda culpabilidad por los efectos que la vacuna pudiera desarrollar en ellos.

Un trabajador de Grupo Karim´s, cuyo dueño es el empresario paquistaní Mohamad Yusuf Amdani, ligado al decomiso de vacunas falsas en Campeche, narra cómo fueron obligados a firmar un documento para deslindar de responsabilidad al corporativo.

“Nos hicieron firmar una hoja donde los liberábamos de cualquier responsabilidad”, cuenta a Crónica Juan, empleado de grupo Karim´s, vinculado con el decomiso de supuestas vacunas falsas en Campeche, el pasado miércoles 17 de marzo.

Desde hace varios días, confirma, cientos de trabajadores del grupo fueron inmunizados, en apariencia, con el biológico ruso Sputnik V. “He visto las imágenes y las que nos pusieron parecen las mismas que se encontraron en el aeropuerto de Campeche. Se aplicó no sólo a los trabajadores de las maquiladoras, sino a los que laboran en los hoteles y en otras empresas de la misma firma”.

Desde la mañana del jueves 18, el fabricante ruso anunció: “Las vacunas localizadas en México son falsas”.

Juan habla con miedo, casi terror, porque desde la revelación del caso les han ordenado silencio: “cerrar la boca”, dice él, con el tono característico de la Península.

-¿Qué decía la hoja? -se le pregunta.

-Que ellos no se hacían responsables de lo que nos pudiera pasar tras la aplicación.

-¿Dónde se las aplicaron?

-En la misma empresa…

-¿Quiénes?

-Los de la enfermería.

Pide a las autoridades federales investigar “si lo que nos pusieron fue agua u otra cosa que nos pudiera hacer daño”.

-¿Hasta ahora ha tenido alguna reacción negativa?

-No, ninguna.

-¿Ha sabido de algún compañero de trabajo con secuelas adversas?

-Se ha hablado de una compañera de otra fábrica que no ha regresado a trabajar, pero no lo puedo confirmar. Lo que me duele y enoja es que nos hayan usado como conejillos de india.

Desde el día de los hechos, con el respaldo informativo de periodistas hondureños, Crónica ligó la propiedad de la avioneta (Cessna 414A matrícula HR-AYI, en la cual se pretendía llevar a Honduras las 5 mil 775 dosis ocultas en la parte baja de una hielera) al empresario de origen paquistaní y naturalizado catracho Mohamad Yusuf Amdani Bai, dueño del Grupo Karim’s y considerado uno de los hombres más ricos de aquel país.

Su consorcio comprende diversas compañías textileras, manufactureras, constructoras, hoteleras y de los ramos químico, agrícola y de bienes raíces. Honduras y Pakistán son sus sedes principales, pero también tiene presencia en Estados Unidos, República Dominicana, Panamá, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, y México, en especial Campeche y otras áreas del sureste.

Su cercanía con el gobernador Carlos Miguel Aysa González y otros políticos campechanos es de dominio público. Karim´s ha sido uno de los principales donadores de insumos al estado, durante la pandemia.

Mohamed Yusuf también es identificado en la industria textil mexicana como especialista en contrabando y competencia desleal.

EVIDENCIAS. Testimonios similares al de Juan fueron recogidos por medios locales, en especial el periódico Tribuna Campeche. Crónica charló con Lorenzo Shim, jefe de información:

“No se ha confirmado que las decomisadas sean vacunas falsas, aquí se vacunó a los trabajadores de las maquiladoras y hasta donde sabemos no ha habido reacción alérgica. Según los datos que hemos investigado, estas vacunas eran para el personal del Grupo en Honduras”.

“Aquí se sabe que también se vacunó a muchos amigos de la política y del empresariado local, con el paquete de vacuna que trajo el paquistaní”.

-¿Entonces sus empleados en Campeche fueron vacunados ya?

-Sí, tiene una maquiladora en la capital y otra en Calquiní, y el hotel Ocean View, ahí se vacunó la gente; les prohibieron hablar de esto, pero sí fueron vacunadas con las rusas, las mismas que iban a Honduras.

-No son las que importó el gobierno mexicano…

-No, él compró en Rusia para vacunar a su personal. Aquí nosotros hemos preguntado si la Secretaría de Salud analizó las vacunas, si ya sabe qué contienen los frascos, si es una vacuna antiCOVID que fue comprada por canales oficiales o en el mercado negro, pero nos dicen que la responsable es la Secretaría de Salud federal y la Cofepris. Preguntamos si alguien de la Cofepris estuvo dándole seguimiento a la vacunación de los trabajadores, y nos responden que todo fue a nivel central.

“Las autoridades centrales de Salud -asegura Shim- deben saber que vacunaron a los trabajadores de las maquiladoras, nosotros tenemos certeza que sí, porque es lo que dicen ellos: se les hizo un censo, los programaron, les dijeron cómo llegar, que debían cuidar”.

Tribuna Campeche fue el primer medio en publicar que los 6 detenidos -dos pilotos y cuatro pasajeros- jamás llegaron a la sede de la Fiscalía General de la República (luego otros medios internacionales como Univisión se colgaron de la noticia).

La noche del miércoles 17 la Administración General de Aduanas (AGA), en conjunto con el Ejército mexicano, difundieron un comunicado con la siguiente información: “La aeronave quedó en garantía del interés fiscal, y la tripulación y pasajeros, de nacionalidad hondureña, fueron puestos a disposición de la FGR”.

Sin embargo, el reportero local Juan Daniel Ehuán corroboró una versión distinta: “Esas personas no las pusieron a disposición del Ministerio Público. No hay delegado en Campeche y no se difundió boletín, pero sí se confirmó de manera extraoficial”.

“Algunos funcionarios de la Secretaría de Salud local están siendo investigados. El aseguramiento ocurrió a las 8 de la mañana, y no se dio parte al MP de la Federación hasta las 6 de la tarde, hubo un desfase de 10 horas, cuando el Código Nacional de Procedimientos Penales establece que, tras una detención en flagrancia, se tiene que dar parte de manera inmediata y poner a disposición a detenidos y todo lo que se haya incautado”.

La periodista hondureña Vienna Herrera detalló en un artículo el perfil de quienes fueron detenidos: “Gustavo Ramón Raudales, una de las personas registradas para abordar el avión privado, es el gerente general de Grupo Karim’s, según la plataforma Open Corporates. De acuerdo con el documento Redes de poder político-económico en Honduras: un análisis post-golpe de Harald Waxenecker para la Henrich Boll, Raudales pertenece al grupo de personas que tienen como sus empresas insignia, en Honduras, a Altia Business Park, Village Center y Park Energy”.

“Entre los otros pasajeros de ese vuelo se encontraban los trabajadores de Grupo Karim’s: Julio Cesar Martínez, quien según su cuenta en LinkedIn es el director financiero; Leonardo Alejandro López, quien según medios es otro ejecutivo; Martha Josefina Castro, gerente de servicio al cliente en el complejo Altia Smart City; y el doctor Gustavo Bueso Madrid, un urólogo que labora en clínicas privadas”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *