Frente a la crisis que en diversos factores enfrenta la sociedad AHM llama a trabajar en equipo

Llamado que la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM) hace, al percibir que hay un “desmoronamiento” de la sociedad infligida por la desigualdad e iniquidad política.

El mensaje de solidaridad, civismo y respeto el Estado de Derecho, la AHM fue ofrecido en la voz del presidente de esta organización, ing. Mario Canahuati.

 

Familia hondureña, es innegable que estamos enfrentando una de las más fuertes crisis políticas, sociales y económicas en el país. Nuestra sociedad continúa polarizada y nuestra estructura social se está desmoronando a la vista y paciencia de todos.

Este panorama es el resultado de la indiferencia de todos los sectores frente a la pobreza, la desigualdad, la inequidad y las políticas que no han rendido los resultados que los hondureños esperamos.

Todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad, aceptémoslo.

Llegó el momento de trabajar en equipo, para convertirnos en esa sociedad igualitaria, en donde hay oportunidades para todos, en la que nuestros niños y jóvenes puedan crecer, soñar y aspirar a superarse.

Empecemos por replantear este modelo y asegurarnos que la persona humana realmente sea el centro en la implementación de todas las políticas e iniciativas; con un enfoque inclusivo para eliminar las diferencias que nos han dividido.

Como empresarios, nuestro énfasis ya no radica solo en el logro de las metas, se trata también de mejorar las condiciones de vida de las personas y humanizar nuestras relaciones, de tal forma que las utilidades no sean el objetivo, sino el resultado.

Si dialogamos en un marco sincero y de respeto en el que las diferencias no nos hagan perder el norte, lograremos la paz social y el acuerdo general de todo un pueblo encontrando las soluciones que nuestro país requiere.

Nuestro planteamiento gira alrededor de la existencia de un estado de derecho, donde se aplique la ley a todos por igual.

El fortalecimiento institucional con el objetivo de continuar la lucha frontal contra la corrupción y la impunidad que están socavando nuestra sociedad.

Asegurar el acceso a la salud y a una educación de calidad.

Establecer certidumbre en la seguridad jurídica y ciudadana que facilite la inversión nacional y extranjera.

Ante este reto, que no es fácil, necesitamos estar no solo unidos, sino comprometidos y solidarios, trabajando para este propósito. Nos va a costar como sociedad, pero valdrá la pena

Y cuando cerremos este capítulo de nuestra historia, – porque vamos a lograrlo,  –  quedarán grabadas las acciones que como hondureños valientes y responsables tomamos para corregir el curso de nuestra nación y entregar un mejor país a nuestras presentes y futuras generaciones.

Tengo la firme convicción que ¡estamos a tiempo!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


dos + 20 =